17 de mayo de 2014 11:30 AM
Imprimir

Por la estabilidad de sus precios, se redujo la comercialización de soja

Por segunda jornada consecutiva, las fábricas propusieron $ 2500 por tonelada disponible en la zona de Rosario; fuerte descenso semanal de los precios del trigo en EE.UU.

on la estabilidad del valor de la soja en $ 2500 por tonelada en las últimas dos ruedas, los vendedores perdieron el entusiasmo y limitaron al mínimo sus ventas en el recinto de operaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), donde ayer se habrían negociado no más de 10.000 toneladas, muy lejos de las 150.000 toneladas comercializadas el jueves de la semana anterior, cuando la curva ascendente de las cotizaciones llevó a la oleaginosa hasta el mismo nivel en que cerró ayer.

La oferta abierta de las fábricas, de $ 2500, comprendió a la mercadería para las terminales de Timbúes, San Lorenzo, San Martín, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez y de General Lagos. No obstante, ante la falta de interés de la vendedores, algunos compradores elevaron sus propuestas en 20 y en hasta 30 pesos, pero bajo condiciones específicas (volumen, en particular), es decir que no todos los tenedores de mercadería accedieron a estas mejores opciones.

Fuentes del sector comercial indicaron que un exportador muy necesitado de mercadería habría llegado a pagar hasta $ 2570 por tonelada de soja con entrega inmediata. “Esta operación no reflejó el clima de negocios del mercado, donde para el grueso de los vendedores la oferta fue de $ 2500, cuando ellos hoy esperan un nivel de precios más cercano a los 2600 pesos para negociar parte de su soja”, dijo un operador a LA NACION.

Según el informe de comercialización agrícola difundido por el Ministerio de Agricultura de la Nación el miércoles pasado, entre la exportación y la industria suman compras de soja 2013/2014 por 14.900.100 toneladas, un volumen 11,51% inferior al negociado a igual momento de 2013.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones julio y noviembre de la soja perdieron US$ 2 y 1, mientras que sus ajustes fueron de 323,30 y de 325,30 dólares.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron bajas de US$ 1,93 y de 0,74 sobre los contratos julio y agosto de la soja, cuyos ajustes resultaron de 538,30 y de 514,32 dólares por tonelada. En el balance semanal, estas posiciones resignaron un 1,48 y un 1,62% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 546,38 y de 522,78 dólares.

Entre los factores que ayer influyeron sobre el rumbo de los precios se destacó la noticia de que China negociará la semana próxima unas 300.000 toneladas de sus reservas de soja en su mercado doméstico.

A diferencia de los contratos de corto plazo, la posición noviembre de la soja subió ayer en Chicago US$ 1,38 y terminó la jornada con un valor de US$ 448,83 por tonelada. En la semana, sin embargo, el balance dejó una baja del 0,39% respecto del precio vigente en el cierre del segmento anterior, de US$ 450,57. Lluvias y temperaturas muy bajas en las zonas agrícolas de EE.UU. estarían retrasando la siembra de soja del ciclo 2014/2015. Ese fue el fundamento que el mercado encontró ayer para impulsar -aunque levemente- el valor de las posiciones correspondientes al nuevo ciclo.

 

En descenso

Un dato relevante en el mercado internacional de granos fue la fuerte caída registrada por los precios del trigo de los Estados Unidos a lo largo de la semana. En efecto, con las bajas de ayer, la posición julio del cereal en Chicago y en Kansas terminó el segmento con una pérdida del 6,68 y del 7,36%, al pasar de 265,48 a 247,75 y de 304,52 a 282,10 dólares por tonelada, respectivamente.

Entre los factores que explicaron la tónica bajista -en Chicago suman ocho ruedas negativas consecutivas- se destacó la mala performance del trigo estadounidense en el mercado de exportación. Ayer, por caso, Ucrania obtuvo la licitación para colocar 60.000 toneladas de cereal en Egipto, en detrimento del grano de EE.UU.

La firmeza evidenciada por el dólar frente al euro es un punto que le restó competitividad a la materia prima de los Estados Unidos. En ese sentido, durante la semana la divisa estadounidense se apreció un 0,44% frente a la moneda europea, dado que la relación pasó de 1,3757 a 1,3696.

En el mercado local, la exportación volvió a pagar US$ 250 por trigo con entrega en julio sobre Timbúes, en tanto que en Bahía Blanca ofreció US$ 242 por grano para junio, con 10,5% de proteína. El trigo 2014/2015 se mantuvo en US$ 200 en la BCR.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que los molinos pagaron de $ 1950 y 2250 por tonelada de trigo. En el Matba, las posiciones julio y enero bajaron un dólar y cerraron con ajustes de 253 y de 201,50 dólares.

Acerca del maíz argentino, los exportadores pagaron US$ 170 por tonelada de cereal con descarga el martes próximo en Bahía Blanca, sin cambios. La mercadería con entregas diferidas también se mantuvo estable, dado que en la zona de Rosario la demanda pagó US$ 163 para junio y US$ 160 para julio y agosto. En Necochea, el maíz para junio/julio se cotizó a 165 dólares.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *