20 de mayo de 2014 12:44 PM
Imprimir

La suplementación de las dietas de reproductoras con nucleótidos mejora el rendimiento de los broilers

Aumenta el número de pollos vivos en un 6 % y tiene un efecto positivo sobre la ganancia de peso y el índice de conversión.

Se ha llevado a cabo un estudio para evaluar los efectos de la suplementación con nucleótidos de las dietas de reproductores pesadas sobre la incubabilidad del huevo y el rendimiento de la progenie. Los nucleótidos procedían de levaduras.

Según publica World Poultry.net, se han llevado a cabo dos estudios para evaluar el efecto de la suplementación con nucléotidos de las dietas de reproductoras pesadas en el rendimiento de su descendencia.

En la primera prueba se utilizaron 80 reproductoras Cobb entre las 25 y 45 semanas de edad a las que se les ofreció dos dietas experimentales: con suplementación de nucleótidos (5 kg por t) o sin suplementación. Cada tratamiento consistió en 10 réplicas con 4 animales en cada una (4 aves/m2). Las reproductoras se inseminaron cuando tenían entre 35 y 45 semanas de edad. Los huevos se recogieron e incubaron desde el tercer día hasta el décimo posinseminación. Se evaluaron la producción de huevos, la fertilidad del huevo, la capacidad de eclosión de los huevos incubados y los huevos fértiles.

El segundo ensayo consistió en estudiar dos grupos de 150 pollitos machos. Un grupo se originó a partir de las reproductoras pesadas alimentadas con dietas suplementadas con nucleótidos y otro grupo procedió de reproductoras a las que no se les administraron nucleótidos. Se llevaron a cabo 10 réplicas con 15 pollos en cada una. Todos los grupos recibieron la misma dieta en los 42 días del periodo de crecimiento (del día 1 al 21, del 22 al 35 y del 36 al día 42). Los criterios evaluados en el estudio fueron la ganancia de peso, el consumo de alimento y el índice de conversión a los 21 y a los 42 días.

La suplementación con nucleótidos de la dieta de las reproductoras pesadas mejoró la producción de huevos (1,6 %), la fertilidad de los mismos (1,7 %), la capacidad de eclosión de los huevos incubados (4,1 %) y la incubabilidad de los huevos fértiles (2,3 %). La descendencia de las reproductoras de 35 semanas de edad alimentada con las dietas suplementadas con un 5 % de nucleótidos, mejoraron su ganancia de peso (3,45 kg vs. 3,30 kg) y el IC (1,61 vs. 1,66) con respecto a los pollos procedentes de reproductoras que no recibieron suplementación alimentaria con nucleótidos.

La progenie de las reproductoras de 45 semanas de edad alimentadas con dietas suplementadas con nucleótidos también presentaron mejor peso corporal (3,46 kg vs. 3,24 kg) e IC (1,60 vs. 1,70) que los broilers procedentes de reproductoras cuyas dietas no habían sido suplementadas con nucleótidos. En resumen, en este estudio se ha demostrado que la suplementación con nucleótidos de reproductoras pesadas aumenta el número de pollos vivos en un 6 % y parece tener un efecto positivo en el rendimiento de la descendencia para la ganancia de peso y el índice de conversión.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *