23 de enero de 2009 19:46 PM
Imprimir

Uruguay   –   Denuncian contrabando de frutas y hortalizas de Brasil

Los granjeros enfrentan una creciente pérdida de competitividad con Brasil. Denuncian la existencia de una amplia penetración territorial de frutas y hortalizas norteñas ingresadas de contrabando.

Supermercados con ventas de frutas y hortalizas y verdulerías ubicadas en la zona fronteriza con Brasil, dejaron de abastecerse de la quinta nacional y para su provisión adquieren productos brasileños.

"Tenemos un serio problema de competitividad con Brasil, debido al tipo de cambio y a los costos domésticos de producción", aseguró a Ultimas Noticias el ex presidente de la Confederación Granjera, Remo di Leonardi.

"En la zona del este del país, los comerciantes abastecen a los turistas con manzanas, tomates, cebolla y papa de origen brasileño, porque competimos con precios sin comparación", agregó.

Para que la diferencia se entienda con un ejemplo, del lado uruguayo la papa brasileña se consigue a $ 11, cuando en el mercado mayorista de Montevideo el mismo producto está en el entorno de los $ 20, si contar el flete y la molestia de hacer la compra.

"Hay un tema cambiario, ya que Brasil devaluó más que Uruguay, lo que nos quita competitividad, pero también hay una cuestión de costos operativos que en Brasil son menores y se abonan con una moneda más débil frente al dólar", dijo.

"Esto que digo no es un secreto para nadie, ya que nuestros compradores habituales lo dicen de manera abierta", agregó.

Al problema de los precios relativos se suman otros de naturaleza sanitaria.

"En el caso de la papa, hay una prohibición expresa por razones biotecnológicas al ingreso de papa brasileña al territorio uruguayo", añadió.

Problemas

Un problema que enfrentan las frutas locales, es la cosecha de especimenes de calibres bajos debido a la falta de una adecuada hidratación en el período de desarrollo.

"Hay problemas de calibre para la exportación de manzanas porque las frutas de grandes diámetros son las que terminan exportándose y la falta de riego, debido a la extensa sequía, desarrolla frutas pequeñas no aptas para los mercados exigentes", agregó.

Otro inconveniente que Di Leonardi advierte se sumó a la problemática de los granjeros: fue la reciente aprobación de un decreto de gobierno que aplica una retención del 60% del IVA en la comercialización de frutas y verduras que se venden en supermercados y grandes superficies, porque advirtió que ello provocará un encarecimiento en la canasta hortifrutícola del consumidor final.

"La medida es ilegal, debido al régimen de aportación fiscal de frutas y hortalizas", dijo.

"El decreto fue aprobado en noviembre pero recién ahora se libró al conocimiento público, dejando apenas cuatro días para su eventual impugnación", agregó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *