20 de mayo de 2014 17:14 PM
Imprimir

Nueva Zelandia desplaza a Argentina como el principal proveedor de lácteos de Chile

Gremio advierte que filial de Fonterra está accediendo a menores precios con las internaciones, lo que es un buen negocio para la firma. Sin embargo, dice que esto no favorece la compra de leche fresca en nuestro país.

Por primera vez, Nueva Zelandia se posiciona como el principal proveedor extranjero de productos lácteos de Chile, desplazando al segundo lugar a Argentina, quien durante años mantuvo el liderazgo en esta materia.

Según un informe elaborado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), entre los meses de enero y abril de este año los productos lácteos importados desde ese país oceánico registraron un incremento de 209,5%, totalizando US$ 35,3 millones.

De esta manera, Nueva Zelandia pasó a representar el 45% del total de las internaciones chilenas. Este escenario difiere del que se vivía en igual lapso del año pasado, cuanto este mercado tenía una participación de 17,5%.

El presidente de la Federación Nacional de Empresarios Lecheros (Fedeleche), Juan Horacio Carrasco, asegura que el fuerte aumento que han exhibido las importaciones desde Nueva Zelandia se debe, principalmente, al crecimiento en la internación de queso y mantequilla que ha efectuado Soprole, con productos que al primer cuatrimestre del año evidencian un alza de 255% y 120%, respectivamente.

El líder gremial señala que en abril, el precio al que accedió Soprole, a través de su matriz Fonterra, es menor en torno a los US$ 350 por tonelada respecto del precio promedio de referencia del mercado internacional y de unos US$ 500 por tonelada frente a otras empresas.

“Por lo tanto, al exportar producción local a más altos precios y obtener valores más bajos desde su filial, el diferencial que se genera resulta ser un buen negocio para esta compañía, pero también una señal que no favorece la compra de leche fresca en nuestro país”, afirma Carrasco.

Agrega que, por otra parte, en su condición de empresa procesadora y una de las líderes del mercado lácteo nacional sería esperable que Soprole favorezca la compra de leche fresca en Chile y no desde el extranjero, ya que es una señal que no incentiva el desarrollo a largo plazo del sector lechero local.

 

Factor Argentina

En contraparte, los productos lácteos traídos desde el país trasandino se redujeron 48,7% en los primeros cuatro meses del año, llegando a US$ 13,4 millones. Actualmente, este país representa el 16,9% de las importaciones totales, mientras que en igual período de 2013 ostentaba una cuota de 40,2%.

Respecto de la caída anotada por Argentina, la directora de Odepa, Claudia Carbonell, explica que en los dos últimos años dicho país ha mantenido su producción estable. En 2014, si bien está creciendo, lo hace a una tasa cada vez menor, por lluvias excesivas que han inundado los campos y un precio que se estima bajo y que reduce el uso de concentrados.

Según Carbonell, esto ha llevado a que se establezcan restricciones en la emisión de permisos de exportación, con el fin de lograr una mayor disponibilidad interna que permita mantener bajos los precios a consumidor. En estas condiciones, agrega, los exportadores argentinos priorizan mercados como Brasil, Venezuela y China.

“Actualmente la oferta argentina experimenta algunas dificultades y ha sido sobrepasada por Nueva Zelandia, a precios hoy levemente menores”, dice Carbonell.

Respecto del total de importaciones lácteas a abril, estas alcanzan US$ 79,3 millones, lo que equivale a un incremento de 21,8%.

Carbonell explica que el consumo interno de lácteos ha venido creciendo en forma constante, especialmente en el caso de los quesos, y lo mismo ha sucedido con las exportaciones. Sin embargo, principalmente por problemas meteorológicos, la producción interna de leche no ha crecido.

“La diferencia entre consumo y exportaciones que crecen y una producción estable ha sido llenada con importaciones”, agrega.

 

 

ABASTECIMIENTO

En el mercado aseguran que las importaciones abastecieron cerca de un 20% del consumo interno de lácteos.

2.676 millones de litros fue la producción de leche en Chile en 2013; esto es, un alza de 1%.

2,6% subió la recepción de leche fresca de Soprole  a marzo, alcanzando 132,6 millones de litros. Sólo es superada por Colún, con 135 millones.

21,8% aumentaron las importaciones de productos lácteos en Chile, totalizando US$ 79.344.000. Lo más demandado son quesos y mantequilla.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *