21 de mayo de 2014 07:06 AM
Imprimir

Por los puertos, la Argentina se enfrenta otra vez con Uruguay

MONTEVIDEO.- Una nueva polémica se desató ayer entre la Argentina y Uruguay. El canciller uruguayo, Luis Almagro, acusó a las autoridades portuarias argentinas de perjudicar a su sector exportador, a través de medidas que fueron aplicadas para evitar el transbordo de mercadería en puertos uruguayos.

El ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de José Mujica salió al cruce del subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Argentina, Horacio Tettamanti, que defendió la resolución que prohíbe el transbordo de mercadería argentina en puertos uruguayos con una polémica frase: “Vamos a matar o morir, y a dar todo lo que podamos dar para que la Argentina sea uno de los países marítimos más importantes del mundo, ya que hay quien en Uruguay tuvo la alucinación de pensar que iban a avanzar siendo el centro logístico del Cono Sur y que la Argentina se iba a quedar mirando”, dijo.

La respuesta del canciller Almagro no se hizo esperar, y para presentarlo como un argentino que quiere hacer daño a los orientales utilizó una referencia histórica, de la época independentista.

“Tettamanti sería el primer antiartiguista. Tettamanti sería Sarratea (…) Uruguay no tuvo ninguna alucinación de ningún tipo, la única alucinación es hacerles perder a sus exportadores de frutas tiempos en puertos, tiempos de dos a cuatro días. Se les echa a perder fruta, ésas son alucinaciones que afectan a su sector exportador”, dijo Almagro molesto por las medidas y los dichos del funcionario kirchnerista. Así, Almagro comparó a Tettamanti con el gobernador de Buenos Aires en 1820 Manuel de Sarratea, que en Uruguay se lo recuerda por ser enemigo del entonces jefe político de los orientales, José Artigas.

Ayer, en Uruguay se conocieron declaraciones de Tettamanti sobre la resolución de puertos. En noviembre, cuando se conoció esa medida, el gobierno de Mujica lo tomó como una represalia por la autorización a UPM (ex Botnia) de aumentar la producción.

Tettamanti defendió aquella resolución, en declaraciones a la revista Megatrade. “No queremos ser el «valet parking» de Nueva Palmira. No podemos terminar siendo mediterráneos para maximizar la renta de las navieras internacionales. Hay quien en Uruguay tuvo la alucinación de pensar que iban a avanzar siendo el centro logístico del Cono Sur y que la Argentina se iba a quedar mirando”, afirmó.

Más allá de las expresiones de Almagro, el embajador de Uruguay en Buenos Aires, Guillermo Pomi, calificó de “lamentables” las declaraciones de Tettamanti, y en diálogo con LA NACION expresó que el funcionario argentino “utiliza terminologías propias del siglo XVIII para enfrentar a ambos países en lugar de pensar en la integración sudamericana”. Pomi remarcó que los dichos de Tettamanti “no ayudan en nada a las relaciones bilaterales y sólo sirven para apoyar intereses mezquinos”.

En Uruguay generaron indignación la forma y el tono de lo expresado por el responsable de los puertos argentinos, fundamentalmente por el carácter bélico usado. En la diplomacia uruguaya consideran que el titular de puertos argentinos es un hombre de la línea dura argentina contra Uruguay, con fundamentos de confrontación que están por encima de conflictos puntuales como los de las plantas de celulosa.

 
DOS MIRADAS DE UN CONFLICTO EN LA FRONTERA

Luis Almagro – Canciller de Uruguay

“Tettamanti sería el primer antiartiguista. Este funcionario sería el Sarratea actual”.

Horacio Tettamanti – Subsecretario de puertos

“Vamos a matar o morir para que Argentina sea uno de los países marítimos más importantes”

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *