22 de mayo de 2014 11:53 AM
Imprimir

Apoyan unificar fondo para brucelosis y tuberculosis

URUGUAY : La Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) considera que el proyecto de ley que unifica el combate contra tuberculosis y brucelosis, ayudará a los productores a denunciar los casos, pudiéndose sanear los tambos.

Hasta el momento, el aporte que realizan los tamberos y los productores dedicados a la producción de carne, van a un fondo común para indemnizar a los afectados por la brucelosis bovina.

Los productores dedicados a la lechería aportan un porcentaje por litro de leche remitido a las plantas pasteurizadoras y también por el ganado lechero en pie que sale del país.

A su vez, los productores dedicados a la ganadería de carne, pagan un porcentaje por cada cabeza faenada en frigorífico. Con ese dinero, se ayuda a los productores a reponer el animal enfermo que tienen la obligación de extraer, llevando al predio un vacuno sano. Sin embargo, en lechería, también se utiliza otro fondo para indemnizar por tuberculosis.

“El proyecto de Ley crea un fondo que unifica la lucha contra tuberculosis y brucelosis, pero separando lo que son los aportes que hacen los tamberos y los de los productores dedicados a la producción de carne”, explicó el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Eduardo Viera a El País. “Estamos de acuerdo con esta iniciativa”, agregó el gremialista.

Por otro lado, consideró que también es positivo que se separen los aportes por leche y por carne, porque “son diferentes en cada rubro”, agregó. Es que los valores de una vaca dedicada a la producción de leche en un tambo y una vaca de cría que se destina a la producción de terneros (de carne) son bien diferentes.

Viera dijo que el proyecto promueve que el dinero sea administrado por una comisión conformada por los representantes de las gremiales (Asociación Nacional de Productores de Leche, Intergremial de Productores de Leche, Federación Rural, Asociación Rural del Uruguay, Comisión Nacional de Fomento Rural) y un representante del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Pero más allá de la administración del dinero, hay otro aspecto más importante y es que “se cubrirán los gastos de los predios linderos al foco”, lo que favorecerá que “los productores denuncien más los casos de animales positivos”. Cuando surge un caso de un animal positivo en un tambo, el rastreo sanguíneo que realiza el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca también abarca los predios vecinos, obligando a ese productor a que aplique vacunación e incurra en cubrir los honorarios de un profesional para que haga los sangrados y otros requerimientos.

Según dijo a El País el director de la División Sanidad Animal (MGAP), Federico Fernández, los focos de brucelosis bovina en el país están estabilizados en menos de 200. Eso marca que la enfermedad sigue cediendo terreno pero Uruguay ingresa en la fase más difícil, incrementar el rastreo de animales que son portadores de la enfermedad, pero que no muestran síntomas clínicos.

La meta es ir hacia una fase de erradicación de la brucelosis bovina con el consenso de los productores, pero esa fase implica una vacunación a rajatabla de las hembras en etapa reproductiva y más sangrados para detectar a los portadores asintomáticos.

Fernández dijo también a El País que hay 71 casos de tuberculosis bovina y que en su mayoría se trata de predios chicos que tienen uno o dos animales enfermos. El MGAP busca acelerar también la faena de los animales positivos -van a faena obligatoria en condiciones especiales-, sin tener que esperar a contar con un cierto volumen antes de armar una faena. “En ese sentido se ha ido adelantando bastante”, aseguró el titular de la División Sanidad Animal.

Lechería “será un buen negocio”

El precio de los lácteos sigue cayendo y los productores uruguayos están preocupados.

En el remate de la neocelandesa Fonterra, la empresa que marca los precios base en el mercado mundial, se confirmó la séptima caída consecutiva, pero también hay varios analistas internacionales que prevén que las bajas se mantendrán.

“En Uruguay todavía estamos viendo con expectativa qué va a pasar”, explicó el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche, Eduardo Viera, asegurando a la vez que “no hay nada que diga que bajará el precio al productor”.

Más allá de la incertidumbre, Viera reconoció que “el negocio de la leche es a largo plazo. Como productores estamos siempre preocupados con lo que pasará y estamos acostumbrados a que el mercado mundial tenga estos altibajos en sus precios”.

De todos modos, todo indicaría que la lechería, de aquí a varios años, “por más que tenga momentos de bajas de precios, será un buen negocio”. dijo. Los productores uruguayos se preparan para seguir creciendo y así lo vienen demostrando en los últimos años, elevando la producción individual por vaca de la mano de mejor alimentación.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *