22 de mayo de 2014 16:34 PM
Imprimir

Trigo: cosecha en Europa sería récord desde 2008

La Unión Europea se encamina a registrar este verano boreal su cosecha de trigo más grande desde 2008 gracias a que el bloque evitó en gran medida el clima adverso que golpeó a Estados Unidos, uno de sus principales rivales en el mercado exportador, afirmaron analistas. Las condiciones favorables deberían mantener los rendimientos promedio cerca […]

La Unión Europea se encamina a registrar este verano boreal su cosecha de trigo más grande desde 2008 gracias a que el bloque evitó en gran medida el clima adverso que golpeó a Estados Unidos, uno de sus principales rivales en el mercado exportador, afirmaron analistas.

Las condiciones favorables deberían mantener los rendimientos promedio cerca de los altos niveles vistos el año pasado, y también ayudaron a que los productores incrementen la siembra en esta temporada, particularmente en Gran Bretaña.

El buen panorama de la UE contribuyó al retroceso de los precios internacionales en las últimas dos semanas -con una caída del trigo en Chicago del 9% desde máximos en un año-, con los inversores comparando la cosecha golpeada por el clima en Estados Unidos con un suministro global vasto.

Estados Unidos y la UE son los dos principales exportadores mundiales de trigo. Un sondeo de Reuters entre 12 analistas y operadores arrojó un promedio de pronósticos de 137,5 millones de toneladas para la cosecha de trigo blando de la UE. Esto superaría las 134,3 millones de toneladas del año pasado y sería la más alta desde 139,4 millones en 2008, según cifras oficiales de la UE.

Contando al trigo duro, el promedio de las estimaciones de cosecha de 11 pronosticadores -incluido el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés)- proyecta un total de 145 millones de toneladas, lo que marcaría un récord en seis años. “La cosecha parece absolutamente fantástica. Si todo sigue marchando bien, será grande”, dijo Chris Gadd, analista de Macquarie.

Un período de clima propicio desde el otoño boreal permitió que los productores de la UE sembraran un área de trigo grande, salvó a los cultivos de serios daños invernales, y aportó lluvias justo cuando un comienzo seco de la primavera estaba comenzando a perjudicar a algunos cereales.

Un persistente clima seco en el noreste de Francia, principal productor de trigo de la UE, sigue siendo preocupante, mientras que el calor veraniego en España este mes sirvió como recordatorio de que los cultivos son vulnerables a climas adversos en mayo y junio, un período vital en el desarrollo de los rendimientos.

Sin embargo, siguen siendo riesgos moderados comparados con la sequía, el frío extremo y las temperaturas abrasadoras soportadas por el trigo estadounidense, y algunos analistas son incluso más optimistas respecto de las perspectivas de la cosecha de la UE.

Mientras tanto, los dos principales productores y exportadores de trigo de la UE, Francia y Alemania, se encaminan a cosechas que estarán cerca de los grandes volúmenes del año pasado. En Reino Unido, el aumento del área sembrada llevaría la producción a 15-16 millones de toneladas de acuerdo con analistas, incrementándose desde el mínimo de una década de 11,9 millones de toneladas registrado en 2013. La cosecha de la UE también estará apoyada por la mejoría de las perspectivas este año en países nórdicos como Dinamarca y Suecia y por las expectativas de grandes cosechas otra vez en Polonia y Rumania.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *