25 de mayo de 2014 21:44 PM
Imprimir

Cambio de paradigma : Plantines, otra forma de sembrar caña

•Investigadores brasileños desarrollaron un nuevo sistema denominado Mudas Pre Brotadas (MPB), que consiste en germinar la semilla y llevar al lote plantas saneadas y enraizadas. Al regular el espaciamiento se logra mayor uniformidad y mejores rindes. Y sobre todo se ahorran toneladas de tallos para enviar al ingenio.

Es natural que Brasil esté a la vanguardia tecnológica del cultivo de caña de azúcar. Con más de 700 millones de toneladas al año (FAO), el coloso sudamericano lidera la producción mundial por varios cuerpos de ventaja sobre sus competidores inmediatos: India cosecha poco menos de 350 millones y China poco más de 120 (Argentina produce 25).

Este liderazgo se percibe al recorrer Agrishow, la muestra de tecnología agrícola más importante de Latinoamérica, donde las marcas líderes de maquinaria apuntan sus campañas de márketing al sector cañero y los entes públicos exhiben sus trabajos de investigación y desarrollo. Es el caso del Centro de Caña del Instituto Agronómico de Campinas (IAC), dependiente de la Secretaría de Agricultura del Estado de Sao Paulo, que expuso una nueva técnica de siembra desarrollada en 2012: el sistema MPB (Mudas Pre Brotadas, que traducido podría llamarse “siembra por plantines”)promete un importante ahorro de caña para siembra (toneladas que van a molienda, optimizando el negocio), mejor sanidad y uniformidad de cultivos.

Mauro Alexandre Xavier, ingeniero agrónomo e investigador científico del IAC explicó a Campolitoral el nuevo método, que ya se utiliza en varios estados productores. “El cambio de concepto es dejar de usar semilla para sembrar plantines y así lograr mayor uniformidad del cultivo”.

 

Más a molienda

Por casi 5 siglos la caña -que desembarcó hacia 1530 en Brasil- se sembró del modo tradicional: enterrando toneladas de tallos por hectárea. Hasta que tres años atrás buscaron la manera de acelerar la producción en los viveros para acortar los tiempos entre el desarrollo de nuevas cepas y su uso a campo, con el objetivo de corregir la alta concentración en pocas variedades por parte de los productores. Y luego vieron que podría usarse a mayor escala.

El sistema comienza con el corte de los tallos a razón de una yema por trozo. Luego de una primera selección visual se les da tratamiento antifúngico y se colocan a germinar en cajas con temperatura y humedad controladas. Una vez nacidas las nuevas plantas se las separa en platines, que pasan por dos etapas de aclimatación. El ciclo completo dura 60 días. Y la siembra se realiza con máquinas usadas en otros cultivos.

“Las fallas que se observan en el lote con la tecnología tradicional se debe muchas veces al uso excesivo de semilla, generando una densidad de plantas exagerada que luego compiten por agua, luz y nutrientes”, indicó el investigador. El nuevo método, en cambio, permite un distanciamiento preciso, aumentando la uniformidad en el surco y por lo tanto reduciendo fallas y mejorando los rendimientos culturales. “Posibilita un mejor aprovechamiento de los recursos; es un sistema que permite reducir costos y aumentar la productividad, que es lo que todo el mundo busca”.

P4-5_GALERIA2_P1240459.jpgP4-5_GALERÍA1_P1240458.jpgP4-5_GALERIA4_P1240461.jpgP4-5_GALERIA3_P1240460.jpg

 

Paso a paso. Las yemas se siembran por separado en una misma caja. Una vez germinadas todas juntas se dividen -individualización- en plantines. El proceso dura 60 días.

 

 

No es menos importante que mientras la siembra convencional entierra de 18 a 20 toneladas por hectárea, MPB sólo usa 2. Ese excedente de 16 a 18 toneladas se manda a la industria y mejora la cosecha del productor. “Es una reducción interesante”, apunta Mauro Alexandre. Y agrega que la tasa de multiplicación del nuevo sistema es 1:50, o sea que por cada hectárea de caña dedicada a la producción de plantines se pueden sembrar 50, mientras en el tradicional es 1:4. “Es una tasa de multiplicación muy alta”.

En cuanto a la sembradora, dijo que “actualmente se utilizan transplantadoras de eucalipto, tomate o café, que tiene un buen rendimiento operativo”. Y estimó que posiblemente la industria se sienta estimulada a desarrollar máquinas específicas y compatibles con MPB.

 

Sin escalas

Alexandre afirma que el planteo es viable en cualquier escala. “El ingenio que planta 50.000 hectáreas la puede usar, al igual que el productor pequeño, independiente, abastecedor de la industria; por lo que, en cierta forma, socializa el conocimiento”.

Si bien es “artesanal y extremadamente simple”, el sistema implica la formación de viveros para multiplicación. “La gente tiene la posibilidad de desarrollar prácticas protocolizadas de producción de plantines en viveros; entonces está cualificando el proceso de producción de caña”, agregó el director del proyecto.

Actualmente el grueso de la provisión de platines en Brasil la hacen los ingenios a sus proveedores de caña. Aunque “si es un productor independiente, puede abastecerse en alguna asociación a la que pertenezca o bien producirsela él mismo”. En tal caso -explicó el ingeniero- debe armar un núcleo de producción (trozado, curado, germinación, individualización y crecimiento de caña). “Por su simplicidad, el sistema MPB se está difundiendo y ya se instaló en los estados de Goiás y en la región central de Sao Paulo; muchos productores de varios estados lo adoptarán en el corto y mediano plazo”, pronosticó.

Finalmente el investigador de IAC reflexionó sobre la necesidad pensar a MPB dentro de un sistema de producción. “Por si sólo no es ‘el salvador de la patria’ pero sí tiene un potencial de promover un desdoblamiento en la base del sistema, con la proliferación de viveros”.

 

 

El dato

John Deere, expectante

Durante la presentación a la prensa de las novedades de John Deere para los productores brasileños, realizada en la reciente 21º edición de Agrishow, el presidente local de la firma y vicepresidente de ventas y márketing para América Latina, Paulo Herrmann, mencionó el nuevo Sistema de Mudas Pre Brotadas y lo vinculó con la posibilidad de diseñar sembradoras específicas. “Algunos dicen que ese será el camino que seguirá el cultivo, pero otros sostienen lo contrario. Nosotros esperando que se defina”.

 

 

P4-5_ENPALABRAS_P1240457.jpg

“Las fallas que se observan en el lote con la tecnología tradicional se debe muchas veces al uso excesivo de semilla, generando una densidad de plantas exagerada que luego compiten por agua, luz y nutrientes”

Mauro Alexandre Xavier

Investigador científico del IAC

 

 

Expectativas sobre la zafra santafesina

Con una superficie total -para molienda y semilla- de 5.500 hectáreas, la cuenca cañera santafesina transita horas decisivas.

En el ingenio de Las Toscas apuran trabajos para elevar de 1.200 a 1.800/toneladas/día la capacidad de molienda y así ampliar el volumen total de zafra. Se esperaba el inicio para fines de mayo o principio de junio, pero ya se descuenta que las lluvias del martes 20 (en un rango de 60 a 120 milímetros) impedirán cumplir ese plazo.

En Villa Ocampo, en cambio, aún no se sabe si habrá o no molienda. Quizás la próxima semana se defina el alquiler del ingenio ARNO a un grupo de empresarios tucumanos que harían las inversiones necesarias (de unos $7 millones) para poder poner en marcha la industria. Las gestiones son “contra reloj” porque el punto óptimo de madurez del cultivo llegará a principios de julio y el tiempo que llevaría hacer las reparaciones podría variar de 40 a 60 días.

Las perspectivas de mercado no son mejores que las del año pasado. Aunque podría haber menos producción nacional que descomprima la plaza y levante el precio, el azúcar al productor hoy vale $4.04 más IVA por kilo. Prácticamente el precio al que cerro la zafra 2013, mientras los costos generales crecieron 35%. Desde el sector afirman que para incentivar la siembra debiera valer un dólar, o sea el doble.

Gracias al clima -lluvias y temperatura- se observa buen crecimiento de los cañaverales, por lo que el volumen total a moler en la cuenca podría superar las 180.000 toneladas este año. Lo que no se sabe aún es cuanta caña sembrarán los productores para 2015.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *