25 de mayo de 2014 21:47 PM
Imprimir

¿Qué hacer con la humedad del suelo?

El Colegio de Ingenieros Agrónomos de Santa Fe 4º Circunscripción de Venado Tuerto dictó un curso teórico-práctico sobre los efectos de una alta humedad edáfica sobre las prioridades físicas, químicas y el desarrollo de los cultivos.

Fue en las instalaciones del Ciasfe en Venado Tuerto y comenzó alrededor de las 9.00 horas con una buena concurrencia de profesionales que atentamente siguieron cada una de las claves del disertante Dr. (Ing. Agr. M. Sc) Martín M. Silva Rossi. Se prolongó durante todo el día.

 

Los principales objetivos fueron que los participantes conozcan los efectos que producen altos tenores hídricos en el suelo, las propiedades físicas, químicas y el desarrollo de los cultivos, para poder así implementar prácticas de manejo adecuadas en estas situaciones.

 

“Es preocupante la problemática edáfica que tenemos hoy en día con el tema de las compactaciones, principalmente por la alta saturación de humedad que tenemos en los suelos, y la idea es buscar cómo podemos seguir de aquí en adelante y qué soluciones le podemos dar” dijo la Ingeniera Agrónoma Vanina Fantino, integrante del concejo directivo de Ciasfe 4.

 

En tanto su colega, el ingeniero agrónomo Armando Ferruzzi, comentó que un grupo de profesionales que trabajan en el Colegio comenzaron a analizar las necesidades de los productores y así organizaron una determinada cantidad de cursos de diversos temas, donde nació el mencionado evento.

 

“Este año se pensó en el tema suelo debido a las lluvias que nos tocó recibir en un corto tiempo, las cuales generan una problemática adicional, que no es habitual para el desarrollo de los cultivos en la zona. Entonces necesitamos herramientas para tener en claro los conceptos, con qué nos vamos a encontrar y qué salidas podemos tener ante esto” explicó el Ingeniero.

 

A su vez, Fantino rescató que el curso fue una buena ocasión para “poder tener interacción entre los colegas y ponernos al tanto de las distintas situaciones que se están viviendo en las diferentes zonas”.

 

A lo largo de la jornada se analizaron las condiciones actuales de los suelos en sistemas de siembra directa, tanto físicas (estructuras, estabilidad estructural, velocidad de infiltración, movimiento de agua en el suelo, flujo de agua en suelos no saturados) como químicas (disponibilidad, movilidad y estratificación de macro y micro nutrientes).

 

Además se estudiaron los suelos con alto contenido de humedad y los diversos efectos que se producen en ellos. Como el de las precipitaciones intensas y/o abundantes sobre sus propiedades (estabilidad estructural, procesos de mojado y humedecimiento, tasa de infiltración, flujo de agua en suelos saturados, sellado superficial, encharcamiento), o el efecto del tránsito de la maquinaria (compactación, desestructuración, amasado del suelo).

 

“Realizamos un repaso por los distintos tipos de suelo y la compactación que tienen, y en función de eso cómo lo afecta este exceso hídrico. A partir de allí vemos cómo manejarnos y qué cultivos hacer depende del tipo de suelo que tengamos, y cómo afectará la cantidad de agua que haya en exceso” simplificó Ferruzzi.

 

Más tarde se hizo un repaso sobre las alteraciones químicas en condiciones de alta humedad edáfica, como la reacción de PH, potencial redox, tasas de difusión de oxígeno, disponibilidad y movilidad de macro y micro nutrientes y las pérdidas con el agua de escorrentía.

 

Luego se analizaron situaciones de suelos con alto contenido de humedad y los efectos sobre el desarrollo de los cultivos, como los patrones de distribución de raíces en suelos con altos y bajos tenores de humedad, lesiones en las plantas, deficiencia y toxicidad de nutrientes y las variaciones de estas en función de la temperatura.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *