26 de mayo de 2014 11:11 AM
Imprimir

Pool de evasores

Arba detectó 20.000 campos bonaerenses que trucharon declaraciones. La evasión ronda los 152 millones de pesos según el monitoreo satelital realizado por la agencia de recaudación provincial. El 70% de los casos correspondió a arrendatarios. El relevamiento se realizó entre febrero y marzo sobre cultivos de soja y maíz.
La Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) registró un fraude estimado en 152 millones de pesos, como resultado preliminar del primer monitoreo satelital, realizado entre febrero y marzo pasados sobre terrenos con soja y maíz.
 
El diario Tiempo Argentino publicó el domingo que, según el primer análisis del sistema de Monitoreo Satelital Integrado (MESI), operado por la Agencia de Recaudación Bonaerense (ARBA), más de 20.000 establecimientos rurales en territorio bonaerense evadieron 152 millones de pesos en el pago de Ingresos Brutos y Sellos.
 
“Uno de los sectores de la economía que en los últimos tiempos reclamó insistentemente por mejores políticas públicas y obtuvo ganancias récord de la mano de la exportación de sus productos, fue descubierto en incumplimientos impositivos de relevancia y montos millonarios de evasión tributaria”, destaca el matutino.
 
El sistema de Monitoreo utiliza imágenes satelitales para comprobar si lo que se cosechó, en este caso, en la campaña de soja y maíz 2013-2014, entre febrero y marzo de este año, se condice con lo declarado y tributado ante el fisco bonaerense o ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).
 
De las pesquisas, se desprende que 70 por ciento de quienes subdeclararon o evadieron impuestos son arrendatarios, mientras que sólo 30 por ciento es propietario y productor de la tierra. Sin embargo, ARBA investiga el vínculo de los que rentaron con personas que presuntamente son los dueños reales de las zonas agropecuarias.
 
“El nuevo esquema de fiscalización unifica e integra diferentes herramientas que ARBA desarrolló en los últimos años para detectar irregularidades en los impuestos Inmobiliario y sobre los ingresos brutos, de manera de potenciar la capacidad y eficiencia de los controles”, explicó el titular de ARBA, Iván Budassi.
 
Al respecto, agregó que “hoy, ese perfeccionamiento nos permite vincular las imágenes satelitales, la cartografía digital y un importante caudal de información referido a la actividad de cada contribuyente, y cruzar todo eso con diferentes bases de datos, entre ellas las de AFIP”.
 
Todos los campos que fueron monitoreados cosechan soja, maíz y sorgo y, a través de cerealeras, exportan el poroto de soja, y se aclaró que el relevamiento realizado considera sólo la cosecha gruesa de 2014, por lo cual en períodos más extensos la evasión detectada sería ampliamente superior. Si bien no trascendieron aún los nombres, muchos de esos campos son operados por pooles de siembra, se informó.
 
La Afip detectó evasión por $193 millones
En forma paralela la Afip informó el viernes sobre el operativo cosecha gruesa 2014 en el que desactivó “una banda que comercializaba cereales en negro” y que utilizaba “facturas apócrifas”. En el caso se allanó 12 domicilios vinculados a ISLAGRO SA.
 
Se trata de una importante empresa cordobesa “dedicada a la comercialización ilegal de granos y la utilización de facturas apócrifas”, informó el organismo recaudador. En total, las maniobras ilícitas alcanzarían los 400 millones de pesos aproximadamente y una evasión superior a los 193 millones de pesos. Los procedimientos se realizaron en las provincias de Córdoba y Santa Fe.
 
Entre los domicilios allanados se encuentra el de la familia Girolami, donde se obtuvieron elementos que demuestran la venta de facturas apócrifas relacionadas con la publicidad en autos de carrera en las categorías líderes del automovilismo nacional  como SuperTC2000 y TOP RACE.
 
Las maniobras implicaban el retorno del 90% aproximadamente a las empresas compradoras de las facturas apócrifas y sponsors de los pilotos Girolami. De esta forma, evadían IVA e Impuesto a las Ganancias.
 
Además durante los procedimientos realizados en oficinas e instalaciones de la empresa, se secuestraron más de 3.800 cartas de porte falsificadas, mediante las cuales se movilizaron 115.000 toneladas de granos, además de chequeras firmadas en blanco y documentación fiscal adulterada.
 
También se secuestraron importantes elementos referidos a la impresión y distribución de documentación apócrifa de índole fiscal: facturas, remitos, recibos, sellos, contratos de arrendamiento, boletos de compraventa, cheques y otros valores financieros, comunicaciones comerciales vía mails. La Afip ya había denunciado penalmente a ISLAGRO SA por evasión fiscal.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *