3 de febrero de 2009 13:17 PM
Imprimir

Piden flexibilizar medidas sanitarias en la fruta

Los integrantes de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén buscan paliar las consecuencias que dejó la última protesta de los trabajadores del empaque.

Ahora solicitaron a las autoridades del Senasa que flexibilicen las medidas sanitarias para que los pequeños y medianos chacareros puedan comercializar su fruta directamente en el mercado interno y aún exportar. También pidieron a los funcionarios provinciales volver a impulsar la ley que prevé el consumo en los comedores escolares y que se permita a los municipios adquirir la fruta a sus propios chacareros.

El pedido formal quedó plasmado en un documento emitido por la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén, que ayer se reunieron en la Cámara de Productores de Roca, pasado el mediodía.

A la sede de Ayala y 3 de Febrero, llegó el vicegobernador de Río Negro, Bautista Mendioroz, el ministro de la Producción, Juan Accatino, además de diputados provinciales de distintas bancadas, y funcionarios neuquinos. No faltaron los intendentes de varias ciudades del Alto Valle, quienes vienen siguiendo de cerca las negociaciones por el conflicto gremial que paralizó la cosecha de la pera en toda la región.

El presidente de la Federación, Manuel Mendoza, destacó que básicamente el encuentro sirvió para alinear la postura en cuanto al pedido que ya se elevó (vía telefónica) a las autoridades del Senasa.

"No queremos quitarle el valor agregado a la fruta que produce el productor. Lo que pedimos no es nada nuevo y los chacareros lo hacían hace varios años en la región", dijo el dirigente al comentar la propuesta.

La propuesta apunta a hacerlo sin que la fruta sea trabajada en galpones de empaque y venderla en cajones bins o a granel.

Mendoza aclaró que no se está solicitando menos exigencias sanitarias. "El tema es vender la fruta sin pasar por el empaque, garantizando la calidad e inocuidad del producto", sostuvo.

Entre los puntos que se debatieron durante más de cinco horas, los dirigentes frutícolas también plantearon que la fruta pueda ser colocada en los comedores escolares, tal cual como lo establece la ley provincial. Pero a esta posibilidad, también le sumaron la alternativa de iniciar gestiones para que otros municipios del país puedan solicitar la comercialización.

Las propuestas, incluso, llegaron a que sean los mismos productores los que puedan exportar su fruta "a granel".

Tras el encuentro, las propias autoridades de la Federación se contactaron con el vicepresidente del Senasa, Carlos Casamiquela, quien habría anticipado una respuesta afirmativa a la propuesta.

Sin embargo, para Mendoza será necesario que una comisión viaje a Buenos Aires para definir los alcances de lo que podría ser un acuerdo que traería "alivio" al pequeño y mediano productor.

El dirigente destacó, al ser consultado sobre los resultados de la reunión, que estas alternativas pueden significar un alivio para el sector, aunque aclaró que se debe trabajar de manera concreta porque la situación a esta altura resulta sumamente "complicada".

"Estamos atrasados al menos diez días en la cosecha. Falta mucho, pero lo que buscamos es amortiguar las pérdidas del productor y que la fruta no quede en el árbol porque puede seguir haciendo daño para la próxima temporada", dijo el dirigente, quien adelantó que continuarán las gestiones con los funcionarios.

Debatían anoche en Allen

ALLEN (AA).- En esta localidad, unos 200 fruticultores, representantes de cámaras de productores, instituciones y vecinos en general se reunieron anoche con varios intendentes de la zona, autoridades
legislativas de la provinciales y nacionales, de la Secretaría de Fruticultura y el Senasa, entre otros. El encuentro tuvo como eje inicial el pedido de flexibilización de las medidas sanitarias para que los pequeños y medianos productores puedan embalar la fruta en la chacra y comercializarla en el
mercado interno. Oscar Rollo, titular del Senasa señaló que haría falta – por lo menosuna cepilladora en caso de empaque y una estructura que pueda sostener las normas sanitarias mínimas. El encuentro tuvo
momentos de tensión. Los chacareros pidieron la palabra y calificaron la situación que viven como desesperante.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *