29 de mayo de 2014 12:11 PM
Imprimir

En Uruguay pese a alerta de productores, se va a cumplir cuota Hilton de la UE

Pese a la advertencia de los productores ganaderos meses atrás, Uruguay volverá a cumplir sin problemas el cupo Hilton con la Unión Europea. Se lleva embarcado más del 90% de las 6.300 toneladas.

Meses atrás los productores cuestionaron más que nunca el cumplimiento de las 6.300 toneladas peso embarque conforman la cuota Hilton, el cupo especial para carne bovina procedente de animales criados a pasto, nacido en 1979 en la reunión de Tokio de la Ronda GATT. Por esta cuota se paga un arancel menor al que se abonaría sin la misma.

 

En aquel año, varios países cuestionaron ante los representantes de la Unión Europea (UE) el aumento de las exigencias y requisitos para el ingreso de varios productos agropecuarios. Ante esas críticas, la UE decidió otorgar un cupo anual de carne bovina a los países extra comunitarios para mejorar el comercio.

 

Uruguay ha sabido cumplirlo a lo largo de los años, remarcando una seriedad y una certificación país que es reconocida por los proveedores del viejo continente. Este año, aunque el ritmo de faena había bajado, ya se lleva exportada más del 90% de la cuota; fueron 5.800 toneladas peso embarque (hasta el pasado 23 de mayo), según los datos estadísticos del Instituto Nacional de Carnes (INAC). No hay ningún nubarrón en el horizonte que indique no se llegará a completar la cuota a fin de junio como lo marca la reglamentación de la misma.

 

Más allá de eso, también creció la colocación de cortes de alta calidad dentro de la cuota 481 (sin arancel), destinada a vacunos terminados a granos durante los últimos 100 días previos a las faenas. Uruguay es uno de los pocos países que pudo acceder a este cupo y lo aprovecha muy bien.

 

 

Argentina

 

Las carnes uruguayas ganan cada vez más terreno dentro de la Unión Europea, principalmente en Alemania, país considerado la puerta de ingreso del producto al viejo continente.

Eso se dio a partir de la reducción de los volúmenes exportados por Argentina y aún parecen tener mucho espacio para crecer, acentuando sus atributos: libre de hormonas y anabólicos, producción a cielo abierto, cuidado del bienestar animal y la posibilidad de trazarlas desde el corte hasta el animal vivo.

 

La situación que vive Uruguay contrasta fuerte con la de Argentina. Este año, el país vecino no volvería a cumplir con su cuota Hilton de 30.000 toneladas, básicamente por la intervención del gobierno en el mercado de las carnes. No cumplir el cupo le implicaría una pérdida de US$ 134,26 millones.

 

Los precios internos de la carne en Argentina volvieron a subir y el gobierno cerró la exportación demorando la entrega de permisos para todos los productos, incluidos también los cortes que tienen por destino cuota Hilton. El ciclo de embarques de la cuota Hilton comenzó en julio de 2013 y finalizará a fines de junio de 2014, pero los frigoríficos argentinos no tienen el mejor escenario.

 

Según dijo el exvicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Néstor Roulet, Argentina sólo exportó el 40% de la cuota durante los primeros siete meses del ciclo productivo.

 

Según Roulet, no existe la suficiente cantidad de novillos prontos para ser faenados dentro de esta cuota y los frigoríficos exportadores tampoco parecen tener la capacidad de faena necesaria.

 

De mantenerse el ritmo de embarques de los últimos meses, Argentina llegaría a exportar 21.426 toneladas de Hilton.

 

Roulet dijo a BeefPoint que no cumplir con el cupo significa “una falta de visión estratégica”, en especial porque la cuota representa apenas 1,15% de la producción de carne argentina y es el negocio más caro para exportar, con un precio promedio de tonelada de US$ 15.660.

 

Las cosas se complican cada día más para los productores argentinos que vieron cómo su país perdió millones de cabezas dentro del rodeo bovino y la situación se está traduciendo en una alta faena de vacas.

 

Día de la Carne

Hoy es el Día de la Carne en Uruguay, pues se conmemora el primer viaje -en 1876- que llevó carne congelada a Europa del buque “Le Frigorifique”. El inventor de la refrigeración mecánica, Charles Tellier, fue acompañado por dos uruguayos: Francisco Lecocq y Federico Nin Reyes

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *