30 de mayo de 2014 15:15 PM
Imprimir

Persiste la demora en la cosecha de soja argentina

En su nuevo informe semanal sobre el estado de los cultivos, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires advirtió ayer que la cosecha de soja argentina evidencia un atraso del 22,3% frente a igual momento de 2013, al avanzar sobre el 73,8% del área apta.

 “A pesar de no haberse registrado importantes lluvias durante los últimos siete días, la recolección continúa avanzando de forma lenta. Tanto es así que el progreso respecto del reporte anterior fue de sólo el 3,9%”, dijo la entidad.

Hasta el momento, la cosecha aportó 43,7 millones de toneladas de soja, producto de un rendimiento promedio nacional de 30,4 quintales por hectárea. En su informe, la Bolsa explicó que si bien se prevé que una vez agilizada la recolección el rinde medio acentúe su tendencia a la baja, “la proyección al cierre del ciclo continúa firme en 55.500.000 toneladas”.

En las regiones núcleo Norte y Sur, donde se concentra el mayor volumen productivo, la cosecha finalizaría durante los próximos días, con rendimientos próximos a los 33 y a los 32 quintales por hectárea, respectivamente. “Si analizáramos los resultados de las últimas trece campañas, podríamos concluir que los rindes del presente ciclo se encuentran por debajo del máximo potencial de cada región, dado que en el ciclo 2009/2010 ambas zonas registraron promedios cercanos a los 36 quintales. No obstante, las productividades actuales se ubican dentro del promedio histórico, de 30,9 quintales.”

La entidad destacó que el buen resultado de la cosecha se obtuvo a pesar de que durante la campaña se sucedieron condiciones de déficit hídrico; elevadas temperaturas durante diciembre y enero, y excesos hídricos durante el otoño.

Ayer, la Bolsa también informó que la siembra de trigo 2014/2015 avanzó sobre el 6,4% de los 4,3 millones de hectáreas previstos. “Hay zonas como el centro, el este y el oeste de Buenos Aires; los núcleos Norte y Sur, y el NEA que todavía presentan excesos de humedad. Producto de ello, calculamos que un 30% del área destinada al cereal presenta condiciones hídricas que complican la siembra, ya sea por caminos intransitables y falta de piso o por el anegamiento en los lotes.”

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *