3 de junio de 2014 14:46 PM
Imprimir

Informe de la inspección veterinaria realizada por la UE a la producción de carne de vacuno de Chile

El objetivo era verificar los controles de la carne de vacuno destinada a ser exportada al mercado europeo.

Entre el 29 de noviembre y el 10 de diciembre de 2013 se desarrolló en Chile una auditoría de la Oficina Veterinaria y Alimentaria de la Comisión Europea (FVO), cuyo resumen pueden encontrar en  http://www.eurocarne.com/pdf/informes/2013-7189_FINAL.pdf.

 

El objetivo era evaluar y verificar si se habían puesto en marcha por parte del Servicio Agrícola y Ganadero y las autoridades competentes chilenas las recomendaciones que se hicieron en una misión de inspección anterior en lo referente a los controles oficiales y los procedimientos de certificación de cara a la exportación de carne fresca de vacuno con destino al mercado de la UE.

Los inspectores europeos verificaron que se habían dado nuevas instrucciones para los veterinarios oficiales a la hora de inspeccionar los Planteles de Animales Bajo Control Oficial, aquellos establecimientos ganaderos que están autorizados para criar ganado vacuno que posteriormente es sacrificado de cara a la exportación a la Unión Europea.

Las medidas recomendadas por la UE buscaban mejorar la identificación y los movimientos animales, así como la base de datos sobre el ganado vacuno. Se destacó el positivo papel de los recientemente creados coordinadores para la trazabilidad animal a los que se ha dado una formación específica bajo el programa “PABCO Vigente UE”.

Las deficiencias detectadas en los establecimientos tipo PABCO A durante la inspección realizada por la UE en febrero de 2013 han sido corregidas mayoritariamente y hoy en día hay 48 explotaciones ganaderas dentro del programa PABCO Vigente UE, una gran reducción frente a los 2.400 de la anterior inspección.

Los inspectores detectaron ciertas deficiencias a nivel de mantenimiento (especialmente en los establecimientos ganaderos más grandes) y también en la base de datos SIPEC, pero no se consideraron lo suficientemente graves como para poner en peligro el sistema actual, especialmente debido al escaso número de explotaciones que participan en el programa PABCO Vigente UE.

Los inspectores recomendaron a las autoridades chilenas que entregaran información a los predios desde los mataderos en el caso de detectar incumplimientos sanitarios o deficiencias en los animales destinados a ser sacrificados para que su carne sea posteriormente exportada al mercado europeo. De esta forma se podría realizar correcciones inmediatas en la base de datos SIPEC. Además, también pidieron que se tomaran medidas correctivas en los PABCO que tengan deficiencias durante los controles oficiales para la exportación.

En las conclusiones del informe, los inspectores estiman que el programa PABCO Vigente UE garantizan las condiciones necesarias para producir animales cuya carne sea exportada a la UE y estiman que en los certificados de exportación debe quedar claro, con la documentación que sea necesaria, que la carne procede de este tipo de establecimientos ganaderos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *