17 de noviembre de 2009 06:59 AM
Imprimir

Uruguay  –   Las empresas CREA cerraron anterior ejercicio con caídas en ingresos brutos

Los resultados difundidos en la 27ª Jornada de Información Económica organizada por la Federación Uruguaya de Grupos CREA (Fucrea), establece que las empresas CREA cerraron el ejercicio 2008/2009 con caídas en los ingresos brutos de 28% en las ganaderas, 21,6% para agrícolas-ganadera y 80% en las del sector lechero, a raíz de los efectos de la sequía y de la crisis internacional.

El ingreso de capital en las empresas CREA –o bruto medido en dólares que se reciben por hectárea– ganaderas cayó 28% en relación al ejercicio anterior situándose en U$S 64 por hectárea, según reveló el asesor de Fucrea, Pablo Gorriti.
El técnico dijo que se verificaron cambios importantes hacia el interior de las empresas ganaderas con una mayor diversificación de rubros, principalmente por el ingreso de la agricultura, producción de semilla fina y forestación. Gorriti dijo que si se tomaran los criterios anteriores de Fucrea para definir a una empresa ganadera, el 38% de ellas dejaría de serlo. A su vez, sostuvo que las empresas invernadoras mantuvieron su ingreso de capital y su productividad, mientras que las de ciclo completo y, fundamentalmente, las criadoras vieron una reducción importante.
Este ejercicio estuvo caracterizado, por un lado por el clima que castigó principalmente con la sequía a la zona centro del país donde se encuentra la mayor parte de las empresas criadoras y, por otro por la crisis financiera que determinó que el precio de los productos cayera 50% en un mes y medio.
Según Gorriti “las empresas que vendieron su producción antes de octubre tuvieron un resultado económico y las que lo hicieron después, a precios muy bajos, vieron muy afectado su resultado económico”.
En cuanto a la empresa criadora, dijo que de todos los estratos es la que presenta los peores resultados económicos.
“El mensaje que estamos enviando es que si exploramos el potencial productivo de los campos y en la medida en que podamos hacer algo más que cría, inclinándonos hacia el ciclo completo, es probable que sean mayores las chances de obtener resultados económicos mejores”, aseguró el técnico.
Agrícola-ganaderas
Luego de cuatro ejercicios consecutivos de crecimiento, el resultado del período 2008/2009 para las empresas agrícola-ganaderas mostró una caída promedio de ingreso de capital de 21,6%, pasando de U$S 194 por hectárea a U$S 152.
Juan Dumestre, encargado de presentar estos resultados, dijo que, si bien la sequía y la crisis financiera impactaron al igual que en el resto de los sectores, las consecuencias podrían haber sido mucho peores ya que hubo una notoria recuperación, fundamentalmente en la parte agrícola. En cuanto al resultado de los cultivos y el peso en el resultado económico de las empresas, fue categórico con que el trigo y la soja son los que mayor participación tienen y generan el mayor impacto en el resultado final de las empresas.
Indicó que “algunas empresas que les fue muy mal en cultivos de invierno, sobre todo en trigo, como consecuencia de la seca, lograron revertir el muy mal año con una soja de segunda de muy buenos resultados y con precios promedio de U$S 380 la tonelada”.
En cuanto a las perspectivas de futuro, la situación de los cultivos de invierno es excelente y se esperan rendimientos muy altos. A su vez, la implantación de cultivos de verano de primera, a diferencia del año pasado, se están desarrollando de muy buena forma.
Lechería
La caída del ingreso de capital en las empresas lecheras CREA en el ejercicio 2008/2009 fue prácticamente de 80% en relación al anterior, pasando de U$S 500 por hectárea a U$S 108, con una rentabilidad de 2,7% y un precio promedio para el litro de leche de U$S 0,26.
Los datos aportados por Patricio Rodiño, asistente de lechería de Fucrea y asesor del grupo Dos orillas, responden a un ejercicio en el que el sector se vio doblemente afectado por la suma de una sequía histórica y el derrumbe del precio internacional de la leche.
Ya en julio de 2008 comenzó a caer el precio del producto hasta estabilizarse en febrero de 2009. En tanto, en setiembre del año pasado se sintieron los efectos más severos de la sequía que se extendieron hasta febrero pasado.
En cuanto al ingreso de capital, los valores en el ejercicio cerrado en junio son similares a los que se registraron durante la sequía de 1998/1999, y a los de la crisis de 2002/2003, dijo Rodiño. Sin embargo, el técnico precisó que el precio promedio del litro de leche al productor, si bien bajó en relación al ejercicio anterior, se encuentra por encima de los promedios históricos del entorno de los U$S 19.
En términos de perspectiva, Rodiño dijo que se está verificando una caída en el precio de los insumos y otros que responden a la caída del dólar, lo que contribuye a mejorar la relación insumo/producto. Todo hace pensar, dice Rodiño, que el ejercicio que está transcurriendo y que cerrará en junio próximo arrojará resultados más positivos que el anterior.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *