4 de marzo de 2009 08:38 AM
Imprimir

La tuna: alternativa productiva y alimenticia que cada día capta más interés

A lo que hasta no hace mucho tiempo no se le daba la importancia debida por considerarla una fruta común y casi silvestre, hoy con el despertar de un mercado interno y el internacional cada vez con mayor demanda, la tuna se ha convertido en una alternativa productiva, alimenticia y de recuperación de suelos, abriéndose un amplio panorama para nuestra región.

El INTA ha sometido a los debidos estudios, investigación y prospectiva, ofreciendo el marco de seguridad que requiere un emprendimiento del cultivo a través de su tunal o módulo de evaluación de cultivares de tuna en la Estación Experimental Agropecuaria “Ingeniero Emilio Druzianich” INTA Las Breñas desde 1998, integrado al Proyecto Tecnológico Regional PTR Chafor 10 ‘Mejoramiento y desarrollo de la Producción Frutihortícola para la Región Chaco – Formosa, realizándose la Experimentación Adaptativa de 5 variedades de tuna (italiana naranja, italiana roja, santiagueña, cordobesa y sanjuanina) provenientes de San Juan con registros de los rendimientos por cultivar, peso por fruto, grados Brix, cantidad de frutos por plantas y datos característicos de clima y suelo. Se realizaron ya distintas jornadas de capacitación a campo para promocionar el manejo del cultivo y se distribuyen cladodios (pencas) seleccionados para ser multiplicados en Pequeños y Medianos Productores del área de influencia de la EEA INTA Las Breñas y del Centro Regional Chaco Formosa, con el objetivo de brindar posibilidades productivas destinadas al consumo fresco, elaboración de arrope y mermeladas con los excedentes, trabajos en uso forrajero y comercialización de fruta fresca. La finalidad del Módulo de tuna es brindar a regiones semiáridas, con climas subtropicales una alternativa de desarrollo, con un aporte a la seguridad y soberanía alimentaria junto a mejoras de ingresos prediales.
El proyecto tecnológico lo integran la coordinadora regional ingeniera Carmen Peralta. EEA – INTA – El Colorado, Formosa. Mientras que el equipo técnico EEA INTA Las Breñas, AER de General Pinedo está conformado por el agrónomo Jorge Petkoff Bankoff (responsable del módulo), la ingeniera Gabriela Faggi (Profeder – Minifundio), el licenciado en administración rural Ricardo Peranich (Profeder – Pro Huerta) y la ingeniera Analía Prada (Profeder – Minifundio). 

Tuna (opuntia picus-indica)
La tuna (Opuntia ficus-indica) pertenece a la familia de las Cactáceas, es originaria de América y fue llevada a Europa por los españoles y desde allí se distribuyó a otras partes del mundo. Esta gran dispersión geográfica dio origen a muchos ecotipos con características locales propias, algunas sin espinas. En España la llaman ‘chumbera‘, Italia “fico d’india”, México “nopal”, y en Argentina y Chile “tuna”. En el siglo XVIII los navegantes la distribuyeron en gran parte del mundo, ya que la consumían en ensalada por sus propiedades antiescorbúticas. En Bolivia fue introducida por los conquistadores españoles. En la actualidad en Sudáfrica y en Australia se considera como maleza a la forma espinos ya que invade terrenos dedicados a ganadería. En los diferentes países tropicales donde se la cultiva o donde se naturalizó, O. ficus-indica ha sufrido variaciones geno y fenotípicas a las que los horticultores distinguen y dan nombres. Algunos nombres comunes son muy ilustrativos acerca de su origen y distribución. El nombre tuna es de origen caribeño. Con éste término se designa mayormente a los frutos, aunque también se utiliza para identificar a la estructura vegetativa de las especies de Opuntia.
El primer nombre español es Higo de las Indias, que alude a su origen, las “Nuevas Indias” y de allí su primer nombre científico: Cactus ficus-indica. El nombre ficus-indica había sido usado en ‘frases diagnosticas‘ ya mucho antes de Linné, para designar varias especies. Otro nombre, ampliamente distribuido es “Tuna de Castilla” que se interpreta como que Castilla fue el primer centro europeo de diseminación de esta planta. Al retirarse de España los moros llevaron esta especie al norte de África llamándola “Higo de los cristianos”. Actualmente en Marruecos es sumamente frecuente la forma espinosa y escasa la forma inerme, su nombre es “Tapia” ilustrativo de su utilidad como cerco. Su amplia difusión en la cuenca del Mediterráneo puede apreciarse por el termino “Sabra” que en Israel designa tanto al poblador nativo como a esta especie. La forma cultivada fue llevada en 1769 a California por misioneros Franciscanos, provenientes de Méjico, llamándosela hasta hoy “mission cactus”.
En el noreste del Brasil su mayor utilidad es como forraje suministrado durante todo el año, lo que se expresa claramente por su nombre local “palma forrageira”. Su introducción en ese país no esta registrada con exactitud. Su cultivo es muy importante en esa zona, como se pudo verificar recientemente en el oeste del Estado de Pernambuco.
Actualmente en Argentina el cultivo de tuna se desarrolla en las provincias de Santiago del Estero, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta, Jujuy, norte de Córdoba y Chaco. Los principales productores mundiales son México, Italia, España, norte de África y Chile, en Brasil se cultiva para forraje

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *