26 de enero de 2009 12:04 PM
Imprimir

Floja temporada para la producción de cerezas

Un informe elaborado desde el INTA Chubut da cuenta de las dificultades que afrontó en esta temporada la producción de cerezas en la región, a partir de que la ...

Un informe elaborado desde el INTA Chubut da cuenta de las dificultades que afrontó en esta temporada la producción de cerezas en la región, a partir de que la combinación de factores internacionales y problemas climáticos afectaron diversas áreas productivas. Al igual que en otras actividades económicas, la caída de precios fue uno de los elementos críticos. Sólo un 15 por ciento de la producción pudo colocarse en mercados internacionales.

"La producción de cerezas en Chubut, llegó en la temporada pasada, acompañada de una serie de factores que la afectaron –sostiene un informe preliminar de la ingeniera agrónoma Belén Pugh-. Mundialmente, una fuerte crisis financiera y con ello una gran incertidumbre hacia el futuro, provocó una reducción importante de las demandas de nuestros compradores de cerezas más frecuentes, Inglaterra, España y Estados Unidos. Junto a ello, las exigencias para la fruta que logró ser exportada, (aproximadamente un 15%), fueron muy altas, principalmente en lo que respecta a tamaño".
A nivel nacional, otras zonas productoras como Mendoza y Alto Valle tuvieron elevados volúmenes de producción, con lo cual "el mercado interno estuvo muy saturado prácticamente la temporada entera, conduciendo a una importante reducción de precios".
En el plano regional, en el Valle de Sarmiento se produjeron aproximadamente 150 toneladas de cerezas, según el informe, las que fueron comercializadas en su totalidad en el mercado interno. Al ser alcanzados por una tormenta de granizo y fuertes vientos, los efectos sobre la fruta fueron marcados, afectando su calidad comercial.
En el V.I.R.Ch (Valle Inferior del río Chubut) una helada ocurrida en el mes de octubre provocó inmensas pérdidas, que dejaron al valle con sólo el 20% de la producción que se esperaba obtener; a lo que se sumó una tormenta de granizo y viento que afectó la calidad de las cerezas. Por ello, de las aproximadamente 300 toneladas de fruta cosechadas, sólo se exportó aquella muy grande y firme, habiendo cobrado una vital importancia los tradicionales "puestos" de venta en distintos puntos de ingreso y salida de la ciudad de Trelew, así como en las chacras.
La situación provocó un fuerte impacto social, ya que no se pudo producir la contratación de los alrededor de 2.000 empleos temporales que se demanda en cada temporada, para la cosecha y empaque.
El informe técnico da cuenta de que en Comodoro Rivadavia la producción obtenida fue de 190 toneladas, comercializándose principalmente en el mercado local y regional, con un bajo porcentaje exportable por los motivos anteriormente expuestos.
De este modo muchos productores de cereza se vieron afectados este año a raíz de la sumatoria entre problemas comerciales y factores climáticos, que afectaron no sólo los volúmenes producidos, sino también la calidad obtenida, lo que ha provocado, según concluye el informe, un marcado clima de incertidumbre alrededor de este sector productivo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *