29 de julio de 2014 01:41 AM
Imprimir

Mexico : ¿Dónde está la carne de caballo que llega a Durango?

A esta ciudad, cada semana están llegando 18 toneladas de carne de caballo según el registro de la Unión de Tablajeros de Durango, pero no existe un solo establecimiento donde se comercialice para el público en general, ni restaurante que ofrezca filetes de caballo a bajo costo. ¿Dónde está?

¿Qué es lo que estamos comiendo? Poco sabemos de lo que nos llevamos a la boca, y eso puede ser un gran problema, no existen rastros adecuados y la millonaria inversión de Ciudad Pecuaria fue destinada para crear un centro de exportación de carne y no para cubrir las necesidades del mercado local.

Según las denuncias públicas de algunos propietarios de carnicerías, las grandes cadenas comerciales en Durango ofrecen carne de res y puerco congelada que se ha mantenido así hasta por 10 años. Y por si fuera poco el problema podría desbordarse si se autoriza la venta también en tiendas de conveniencia.

Las carnicerías no pueden competir con los paquetes comerciales que ellos ofrecen y de pronto algunos restaurantes y puestos de tacos y hamburguesas dejaron de comprarles, alguien les surte y podría ser carne de caballo

El tráfico de la carne de caballo es un problema mundial que inició en el Reino Unido y afecta ya a varios países europeos. Surgió a las luz cuando la autoridad de Seguridad Alimentaria Irlandesa afirmó que algunas hamburguesas etiquetadas como carne de ternera habían dado positivo en ADN de caballo Desde entonces, varias empresas de alimentación europeas retiraron productos de los estantes

En Durango el problema está presente según la Unión de Tablajeros que preside Ignacio Soto semanalmente están ingresando 18 toneladas de carne de caballo y mucha de forma ilegal, pues ellos se han dado a la tarea de consultar los controles de registro que autoridades de sanidad deben tener y simplemente no coinciden, pero además con la cantidad de carne de caballo que se reconoce entra por semana a Durango en algún lugar tendrían que estarla vendiendo ¿no cree usted?

La carne de caballo no es veneno, de hecho, se comía en la antigüedad por razones de hambruna en tiempos de guerra. Es rica en proteínas, baja en grasas, sólo más roja y dura, así que no estamos ante un problema de salud, sino de un fraude, al no avisarle a los consumidores que si la carne está barata es porque es de caballo, con ello violan sus derechos a elegir que comer.

Tal vez, pensará usted que nunca ha comido carne de caballo, si ha sido cuidadoso en observar el color del bistec o si no estaba duro, pero esta reportera consultó a algunas fuentes que aseguran que ya existen en el mercado colorantes y ablandadores suficientes para que estás dos características, no sean un problema si alguien le ofrece un taco de caballo.

Es un hecho que el engaño existe, por supuesto cuestionamos al Delegado de PROFECO sobre el tema y él asegura que se requiere una denuncia para iniciar una averiguación, mientras sería conveniente que las autoridades que controlan el ingreso de carne nos dijeran a dónde van las 18 toneladas que llegan cada semana, porque en algún lugar se están vendiendo crudas o en hamburguesas y tacos y a nadie nos han avisado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *