15 de abril de 2009 14:09 PM
Imprimir

Chile   –   Naranjas a Estados Unidos: apertura del mercado abre positivas perspectivas

Cautos pero con bastantes esperanzas están los exportadores de naranjas tras la reciente apertura del mercado de Estados Unidos, oportunidad que el sector esperaba concretar hace ya varios años.

Y es que la posibilidad de poder cautivar a los clientes norteamericanos era el proyecto por el cual muchas firmas exportadoras apostaron, invirtiendo en la plantación de nuevas hectáreas hace un par de años.

"En esta zona (IV Región), se venden en promedio plantas para unas 20 hectáreas cada año, pero entre los años 2004 y 2006, que hubo muy buena demanda, las ventas fueron como para unas 50 nuevas hectáreas", afirma Laura Ascui, dueña de Viveros La Serena.

Es más, Patricio Carvajal, presidente de la Asociación de Citricultores de Chile, estima que a nivel más general, en los últimos cinco años se ha invertido en cinco mil hectáreas para nuevas variedades de naranjas destinadas a la exportación, principalmente para Estados Unidos.

La proyección que existe en la industria para este primer embarque al mercado norteamericano, bordea las seis mil toneladas con la fruta de las nuevas hectáreas, como las unidades que estaban destinadas a otros mercados como el asiático (de similares exigencias). En relación al precio, la aspiración es lograr retornos por sobre los 40 centavos por kilo libre productor.

"Nuestras naranjas podrían situarse entre las exportadas por Sudáfrica, que tienen un precio de entre US$ 28 y
US$ 20, y Australia, que son superiores en cuatro dólares, según el calibre", explica Nicolás di Cosmo, ejecutivo comercial de Exportadora Santa Cruz.

Trabajar en conjunto

Sin embargo, la tarea no es nada fácil para los exportadores nacionales, ya que las estrictas exigencias sanitaras y de calidad serán para muchos huertos, nuevos o antiguos, una compleja dificultad.

Emilio Saavedra, gerente de cítricos de Agricom, explica que los consumidores norteamericanos son altamente exigentes en color y sabor de esta fruta, por lo que advierte que no todas las naranjas chilenas podrán pasar esa barrera.

"Hoy, si se exportan 2,5 millones de cajas de huertos de 10 a 3 años de antigüedad, estimamos que sólo el 30% cumple con el requisito de los norteamericanos en cuanto a calidad. Y de las inversiones nuevas, entre 40% y 50% de las hectáreas lo hará", calcula Saavedra.

En el tema sanitario el panorama es aún más complicado. Por ejemplo, el protocolo exije que para aprobar la exportación, los huertos nacionales no tengan presencia de insectos cuarentenarios como la “falsa arañita roja”, situación que no es fácil de controlar en los campos chilenos y que requiere de una o dos temporadas de trabajo para "limpiar las hectáreas de ese insecto".

Por ello, los exportadores tienen claro que para lograr posicionar la naranja chilena en Estados Unidos, deben actuar bien como industria.

"Está claro que para lograr el éxito en este mercado tenemos que estar todos de acuerdo en cumplir con el protocolo y las normas de calidad que establezca Estados Unidos", advierte Di Cosmo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *