17 de abril de 2009 13:42 PM
Imprimir

Una avispa, el nuevo enemigo de la mosca de los frutos

De cuerpo rojizo, ojos negros y largas antenas, así es el nuevo enemigo de la mosca de los frutos: la avispa Diachasmimorpha longicaudata.

Por primera vez en Argentina, en la Bioplanta de San Juan se criaron estas avispas y ya fueron liberadas para combatir la principal plaga que tienen los frutos de exportación sanjuaninos, según reveló ayer el director del Programa de Control y Erradicación de la Mosca de los Frutos (PROCEM), Jorge Escobar.

Justamente la existencia de esta plaga impide el ingreso de los frutos a algunos países, con la consiguiente pérdida económica que eso representa.

Esta avispa será usada como un nuevo agente de control biológico, ya que pone sus huevos en las larvas de la mosca de los frutos y de ellos se va alimentando su prole en el proceso de desarrollo, eliminando así de forma natural las futuras moscas. Al cabo de 16 días aproximadamente la larva de mosca muere dando origen a una avispa.

"En el laboratorio adaptamos toda la tecnología para trabajar sobre la mosca de los frutos, con la colaboración del Instituto de Investigaciones del Conicet de Tucumán. Ya estamos liberando los primeros parasitoides", dijo Escobar, refiriéndose a las avispas que «parasitan» en las larvas de moscas.

Los técnicos están involucrados en este proyecto desde hace un año y si bien no estaba previsto liberar ahora las avispas, la rápida evolución del trabajo les permitió hacerlo para ver cómo se multiplican en el campo.

Alberico Murúa, quien trabaja en el proyecto, destacó que estas avispas pequeñas "no pican al hombre ni a otros animales".

La hembra de esta avispa diminuta, tiene 5 milímetros, pone 13 a 24 huevos por día y usa su ovipositor alargado para alcanzar las larvas de mosca dentro de la fruta.

Campaña

Lo cierto es que la entrada en escena de esta avispa no podía ser más oportuna: Una temporada atípica con granizo, lluvias, humedad y calor extendido, fue la receta ideal para ayudar a la expansión de todo tipo de pestes, incluida la mosca de los frutos. Por eso es que la campaña contra la plaga de los frutos aún no alcanzó las metas fijadas el año pasado y la población de moscas sigue igual que en el 2008.

No fueron suficientes los controles químicos, los 90 millones de moscas híbridas liberadas y las campañas de comunicación, para mermar la población de la mosca, que alarga su ciclo ayudada por el calor que facilita que las larvas sobrevivan.

Sin embargo el director del PROCEM destacó que de no haber desarrollado una campaña tan agresiva para esta temporada, la mosca se hubiera convertido en un gran problema.

"Hemos trabajado mucho y hubo un fuerte control y un gran volumen de moscas híbridas liberadas. Sin duda eso permitió mantener la mosca bajo control, pero si no hubiéramos hecho todo esto, el problema hubiera sido peor", dijo Escobar.

Agregó que siguen trabajando arduamente, ahora con un nuevo aliado, para cerrar la campaña en julio próximo con una merma en la población de moscas.

Mientras tanto la provincia sigue manteniendo el mismo estatus desde hace seis años: Area Bajo Control, en valles del Tulum y otros oasis; y Area de Baja Prevalencia para Calingasta.

El objetivo de la campaña es lograr el reconocimiento nacional e internacional del estatus de Area Libre de Mosca de los Frutos para San Juan. Este estatus es de vital importancia para que los productos agrícolas de la provincia puedan circular sin problemas por Chile, hacia los puertos del Pacífico, y también para ingresar en cualquier país del mundo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *