15 de agosto de 2014 00:23 AM
Imprimir

Más de 70% de criadores de ovinos con pérdidas por ataque de perros

CHILE : Estudio de la Universidad de Concepción para Odepa cuantifica estadísticamente este problema que afecta además a otras especies.
En reunión de trabajo de Aprocarne-Ñuble con el director regional del Servicio Agrícola y Ganadero, Jaime Peña Cabezón, la directiva de los ganaderos, que preside Carlos González Mufdi, expresó su malestar por la no existencia de un marco legal que permita hacer frente al problema de los perros asilvestrados o cebados que causan daños a un gran porcentaje de agricultores y desvelos casi al 100% de los productores de ganado.
 
Pese a que en la zona no existen estadísticas del daño que causan los perros, debido a la falta de denuncias y de investigación sobre el tema, un reciente estudio publicado a principios de año, que trata exclusivamente de ovinos, realizado por la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepión para Odepa, da cuenta que en los criadores de la Región del Bío Bío (fueron encuestados 43 productores) muestra que  entre 67 y 80% de los criadores registran daños debido al ataque de perros y otros depredadores. El porcentaje en los criadores de bovinos también debe ser alto según los testimonios, sobre todo en el tiempos de parición. 
 
En la reunión con el titular de SAG se dio cuenta que la legislación es blanda a la hora de multar a dueños de perros que causan mortandad o pérdidas por ataques a ganado,  y solicitaron establecer compensaciones que tengan relación a los daños causados. Los ganaderos pidieron hacer un trabajo para la tenencia responsable de animales, como por ejemplo con “chips” de identificación.
 
Afirmaron que gran parte del daño que se produce en ganadería se debe  a que algunos dueños salen a botar sus mascotas a las zonas rurales y estos al no tener que comer, atacan los rebaños, por lo que una identificación obligatoria, inyectada bajo la piel del perro permitiría determinar quién es el dueño y hacerlo responder por los daños que produzcan.
 
Carlos González señaló que el gobierno anterior propuso incluir los “perros asilvestrados” en la Ley de Caza, para poder ser exterminados como animales dañinos y que si buen la propuesta era un poco ambigua, los agricultores la habían visto como una solución, que daba una salida legal para actuar en defensa del ganado.
 
Los ganaderos señalaron a la utoridad que en realidad en el campo sigue primando la ley no escrita, que es conocida por todos y que señala que el perro que se ha cebado con animales de otros propietarios, está condenado a muerte. De todas formas, esperan que se logre establecer una normativa, ya que la legislación en este aspecto no protege debidamente al ganadero y que el origen del problema está en la tenencia irresponsable de mascotas
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *