1 de septiembre de 2014 15:25 PM
Imprimir

Carne Argentina cada vez más cerca de los EE.UU.

En momentos en que se dirime ante la OMC la denuncia por discriminación a las carnes crudas argentinas en el mercado estadounidense, el USDA publicó el proyecto de norma para abrir la consulta pública habitual previa a la habilitación.

El viernes 29 de agosto, el gobierno de los Estados Unidos publicó en el Boletín Oficial un proyecto de norma para declarar que las importaciones de carnes bovinas de la Argentina, al Norte de la Patagonia, no implican riesgos de transmitir el virus de la aftosa.

El proyecto se abrirá a comentarios de particulares e interesados por un lapso de 60 días y luego el USDA prepararía la norma definitiva. Ésta debería ser muy similar a la que en 1997 autorizó, por primera vez, el ingreso de carnes argentinas al territorio de los EE.UU., y que rigió, con un intervalo, hasta marzo de 2001, cuando el SENASA oficializó la existencia de numerosos focos de aftosa.

Cabe recordar, que Uruguay también fue suspendido en esa época, aunque consiguió su readmisión dos o tres años después, mientras que la Argentina no fue aceptada en los trece años transcurridos.

En cuanto a la publicación del proyecto del USDA en estos días, quizás no sea casual. El lunes 1° de septiembre hay una audiencia en Ginebra, ante la OMC, donde la Argentina y los EE.UU. presentarán sus alegatos a raíz de la denuncia por discriminación a las carnes crudas argentinas en el mercado estadounidense, pese a provenir de un país libre de aftosa con vacunación. Quienes están cerca de esa tramitación opinan que el fallo sería muy favorable al denunciante.

Es difícil poner en números lo que puede significar el mercado estadounidense para la carne argentina, en especial, por la errónea política de exportaciones del rubro aplicada internamente. Pero sin lugar a dudas, la rehabilitación abre perspectivas muy interesantes y significa un pasaporte para negociar con otros países que siguen cerrados, como Canadá y Taiwán, o que nunca abrieron, por ejemplo, Japón y México.

Terceros en discordia

Se descuenta que, además de algunas entidades de ganaderos norteamericanos que no ven con simpatía el ingreso de nuevos competidores, las organizaciones financiadas por los fondos buitre harán una gran movida en contra de la propuesta.

Brasil se encontraba en este mismo punto del trámite de habilitación a fines de diciembre pasado. Además de centenares de presentaciones contrarias a la propuesta, casi todas con objetivos proteccionistas, el gigante sudamericano se enfrentó a dos problemas que hicieron que la gestión todavía no se haya resuelto favorablemente. En tal sentido, hubo una omisión brasileña de dictar una norma sobre residuos de ivermectina (lo que trató de subsanar con una norma en mayo) y se realizó una auditoría sanitaria en Brasil cuyo resultado fue desfavorable.

La Argentina no tiene estos problemas ya que publicó la norma sobre el medicamento en tiempo y forma y las auditorías estadounidenses son satisfactorias. De cualquier modo, habrá que ver el número y tenor de los comentarios y cómo los tomará el USDA para prever el desenlace de la gestión.

La Patagonia

Otra norma que se publicó en el Boletín Oficial de los Estados Unidos en la misma fecha, en este caso definitiva, notifica que la Patagonia argentina es una zona libre de aftosa sin vacunación, tal como fue calificada por la OIE en 2002.

De este modo, 60 días después de su publicación, o sea el 28 de octubre, la región podrá empezar a exportar carne y despojos bovinos y ovinos, con o sin hueso, y animales vivos, tras una auditoría sanitaria de los Estados Unidos. Tal región comprende la Patagonia Sur (al Sur del paralelo 42°) y la Patagonia Norte B. No se incluye la zona oriental, entre los ríos Colorado y Negro (Patagonia Norte A, según la clasificación del SENASA).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *