2 de septiembre de 2014 15:41 PM
Imprimir

Las enfermedades del trigo y la cebada

CompartiremailFacebookTwitterLa búsqueda de rendimientos potenciales en trigo y cebada son una realidad de éste momento en particular, y si algo limita ese objetivo, son las enfermedades, con lo cual un buen manejo de las mismas evitará pérdidas de importancia.   En ese sentido los especialistas del INTA Pergamino Fernando Jecke, Lucrecia Couretot e Ignacio Terrile, […]

La búsqueda de rendimientos potenciales en trigo y cebada son una realidad de éste momento en particular, y si algo limita ese objetivo, son las enfermedades, con lo cual un buen manejo de las mismas evitará pérdidas de importancia.

 

En ese sentido los especialistas del INTA Pergamino Fernando Jecke, Lucrecia Couretot e Ignacio Terrile, presentaron un relevamiento de amplio despliegue para la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

 

El mismo presenta datos recogidos en una amplia red de Agencias de Extensión del INTA que se nuclean bajo el Territorio Agrícola de la Experimental Pergamino y de él se desprende que las enfermedades que afectan al trigo son “roya de la hoja”, “mancha amarilla” y “septoriosis de la hoja”. En cebada las enfermedades prevalentes son “mancha en red”, “mancha marrón o borrosa” y roya de la hoja de cebada”.

 

“La enfermedades foliares afectan los rendimientos por una disminución en el índice de área foliar verde produciendo un desbalance en la relación fuente/destino”, sostiene el informe.

 

En esa línea, el monitoreo del cultivo es un elemento de importancia para realizar un diagnóstico oportuno y para la toma de decisiones de aplicaciones de fungicidas, además de conocer el comportamiento sanitario de la variedad sembrada, considerar las expectativas de rendimiento, determinar niveles de síntomas, estadíos críticos de definición de componentes de rendimiento y umbrales de control.

 

Por ello la recomendación principal del informe es “intensificar monitoreos en variedades susceptibles a roya de hoja en trigo y a manchas foliares en cebada”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *