4 de septiembre de 2014 01:28 AM
Imprimir

Más de media Provincia en emergencia agropecuaria y millonarias pérdidas en producción

sector más afectado es el sudoeste bonaerense. Suman 57 los municipios en emergencia.

En un panorama crítico por las lluvias que se esperan hasta el fin de semana en varias zonas de la provincia, siete nuevos distritos fueron declarados en emergencia y desastre agropecuario, con lo que suman 57 en total, más de la mitad de los 106 que tienen producción rural de importancia

De este modo, más de la mitad de los distritos rurales de la provincia quedaron en esa situación debido al exceso hídrico acumulado en los últimos meses, situación que se agravó considerablemente en el sur bonaerense por las lluvias de las últimas semanas.

 

 

 

Chascomús, Necochea, Balcarce, Benito Juárez, Maipú, General Viamonte y Junín fueron declarados hoy en emergencia y desastre agropecuario. Estos beneficios impositivos fueron otorgadas por la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario bonaerense (Cedaba) que encabeza el ministerio de Asuntos Agrarios e integran las entidades rurales Carbap, Federación Agraria, Sociedad Rural y Coninagro.

 

 

 

El pronóstico de nuevas lluvias para el sur y sudeste bonaerense -la región más afectada- puso en alerta a los productores. Se estiman pérdidas millonarias en el sector especialmente en los cultivos de trigo y cebada.

 

 

 

La agencia DIB citó hoy un informe preliminar realizado por la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca en la región, en estos distritos se perdieron al menos 200 mil toneladas de trigo, lo cual equivale al 10 por ciento de lo sembrado, es decir a unas 45 mil hectáreas. Mientras que también hay unas 34 mil hectáreas de cebada seriamente comprometidas. No obstante, los productores aseguran que esas primeras estimaciones están lejos de la realidad que se les plantea hoy, cuando el riesgo inminente de nuevas lluvias y la muerte de animales vuelven aún más preocupante el panorama.

 

 

 

Sólo en Tres Arroyos, y de acuerdo a un relevamiento realizado por el municipio en conjunto con el INTA, hacia la región costera del distrito las pérdidas alcanzan el 40 por ciento de la siembra fina (trigo y cebada), mientras que hacia el norte superan el 10 por ciento.

 

 

 

“Se trata de 25 mil hectáreas de cebada y 35 mil de trigo, con un valor y un costo de oportunidad que llega los 58 millones de dólares en pérdidas”, explicó el secretario de Producción municipal, Juan José Etcheto.

 

 

 

La Nueva Provincia destacó hoy que muchos caminos de tierra de Coronel Dorrego y Tres Arroyos continúan sufriendo graves problemas de anegamiento.

 

 

 

El tradicional diario de Bahía Blanca asegura que esta situación no solo causó fuertes pérdidas en lotes sembrados con cultivos finos, sino que amenaza con poner en riesgo el cumplimiento de compromisos asumidos, ya que se calcula que, a este ritmo, pasarán varios meses antes de que se pueda acceder a algunos campos para retirar granos acopiados o hacienda.

 

 

 

“Jamás en la vida había pasado una cosa así”, dijo Marcos Rebolini, presidente de la Sociedad Rural de Coronel Suárez. “Este verano tuvimos casi cincuenta días seguidos con temperaturas de 40 grados y un viento caliente de alta intensidad que cocinó los cultivos. Ahora, desde marzo, casi no ha parado hasta hoy. Los arroyos que vienen de la sierras desbordaran en una forma que nunca se vio”, agregó.

 

 

 

Desde la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca alertaron también sobre “el gran número de muertes bovinas a causa de la deficiencia mineral de calcio y magnesio”, al tiempo que advirtieron que los animales que se encuentran en plena parición, “presentan mayor sensibilidad a estas carencias nutricionales”.

 

 

 

En Coronel Dorrego, el problema más grave es el anegamiento de los caminos por donde sale la producción, indicó el presidente de la Rural local, Guillermo Irastarza. “Los campos en Dorrego casi no tienen agua adentro, pero se dificulta la llegada por el mal estado de los caminos”, agregó.

 

 

 

Por su parte, el secretario de la Sociedad Rural de Necochea, Alberto Berrini, dijo que “el 30 por ciento de los campos del partido se encuentran anegados”. Y agregó que a algunos establecimientos sólo es posible acercarse en avión y no hay maquinaria disponible. “Se necesitarán varias semanas de sol y viento para poder trabajar”, finalizó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *