8 de septiembre de 2014 13:25 PM
Imprimir

La Aduana prohíbe exportar langostinos en bloques

Desde los puertos de Chubut se ha venido exportando en forma creciente langostino entero congelado en “block” sin pelar y sin clasificar, el cual se vende al exterior a destinos como China o Perú, entre otros, donde lo descongelan, lo procesan y lo revenden a otros mercados.

En contradicción con lo que se pregona desde el Gobierno de Chubut sobre la necesidad de consolidar o al menos sostener los puestos de empleo que genera la industria pesquera, y lejos de promover la aplicación de valor agregado a los productos, se ha ido paulatinamente cayendo en el extremo contrario.

Cada vez en mayor porcentaje, el langostino ‘fresco’ que captura la flota amarilla y artesanal de Rawson se termina exportando con una mínima intervención de mano de obra; la práctica de vender al exterior bloques de marisco entero ‘sin clasificar’ ha crecido en los dos últimos años.

Los langostinos tienen la misma segmentación exoesquelética, pero su talla de crecimiento es la que determina su valor comercial, y su clasificación de tamaño el parámetro del producto. En los bloques congelados de langostino entero sin clasificar hay marisco de diferente talla, lo cual imposibilita a la Aduana ‘valorar’ el producto para la aplicación de los derechos de exportación.

Con todo, nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda ni impedido de hacer lo que ella no prohíbe, reza una manda constitucional; con lo cual, las empresas no incurrieron hasta aquí en ninguna transgresión normativa, pero sí queda en evidencia la carencia de una política pesquera provincial que regule, planifique la actividad y lleve a la práctica lo que se agita como bandera desde el discurso oficial.

 
Medida aduanera

La Jefatura de la Sección Verificaciones de la Aduana de Puerto Madryn emitió una comunicación a los despachantes de aduana referente a las exportaciones de langostinos congelados en bloques, informando sobre la prohibición de exportar mercadería con esa presentación motivada en la imposibilidad técnica de aplicar una valoración del producto ya que en un mismo bloque hay distintas tallas comerciales.

Con la firma de la funcionaria Elba Mirta Borda, jefa de la Sección Verificaciones, se indicó que “por directivas expresas del señor Administrador, que esta Jefatura comparte, informamos que no se pueden presentar langostinos congelados en sus distintos procesos en ‘bloques’, pues al momento de la verificación se hace imposible ver la verdadera clasificación y valoración de la misma”, puntualizó la comunicación oficial.

Los despachantes transmitieron la novedad a los exportadores. “En todos los casos que hubo descongelamiento de bloques se encontraron que había langostinos pertenecientes a distintas clasificaciones compartidos en porcentajes que hacían imposible la valoración”, agregó la información aduanera.

 
Guarda fiscal

No obstante, se advirtió que “en caso de que los exportadores en este momento tengan stock de este tipo de mercadería, deberán solicitar con una anticipación no menor a 3 (tres) días el consolidado de la misma, pues se solicitará a la Región Comodoro Rivadavia la SCAN VAN y se verificará el 100 por ciento. Este último párrafo significa una excepción que deberán conversar con el Administrador y por única vez, ya que a partir de hoy no se permitirán más”, aclaró la funcionaria, el pasado viernes 5 de septiembre. Finalmente, Borda precisó que “el motivo de esta decisión no es el entorpecimiento del comercio exterior, sino realizar una verificación correcta con los parámetros históricos y la guarda fiscal en el pago de derechos de exportación”.

 
Distorsión sin corregir

La operatoria de sacar langostino en block en cantidades industriales desde la provincia había registrado un sostenido crecimiento en los últimos años, y no hay regulación local como en el caso de la merluza que no se puede sacar de Chubut en HG, sin algún tipo de proceso en planta que represente intervención de mano de obra.

En tren de contradicciones de la administración pesquera chubutense, por un lado el Estado continúa subsidiando a la mano de obra desocupada de Harengus y Alpesca, y por otro lado, no ha hecho nada para frenar la mecánica de exportación de langostino entero en block sin clasificar.

Muchas plantas se dedican hoy, en gran parte, a hacer solo block con destino exportable a Perú y China, entre otros, donde lo pelan y venden posteriormente a los Estados Unidos y Europa. Con lo cual, el valor agregado al langostino patagónico lo aplican y facturan en otras latitudes con mano de obra de otros países.

Sin planificación de la industria pesquera, Chubut da lugar a estas distorsiones de la actividad y los mercados, exportando un producto de baja calidad en cuanto a valor agregado se refiere, privilegiándose el volumen, lo que se traduce en el crecimiento geométrico de la flota de Puerto Rawson, con un festival de permisos de pesca, o peor aún, con autorizaciones precarias o permisos experimentales fuertemente sospechados por su falta de transparencia.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *