8 de septiembre de 2014 23:43 PM
Imprimir

Estudio detecta plaguicida en mujeres embarazadas del Caribe de Costa Rica

El uso de plaguicidas en las plantaciones bananeras de Costa Rica preocupa a los investigadores por el alto nivel detectado en la orina de mujeres embarazadas que viven en la zona del Caribe del país, reveló un estudio publicado hoy.

El uso de plaguicidas en las plantaciones bananeras de Costa Rica preocupa a los investigadores por el alto nivel detectado en la orina de mujeres embarazadas que viven en la zona del Caribe del país, reveló un estudio publicado hoy.

La investigación realizada por expertos del Instituto Regional en Sustancias Tóxicas de la Universidad Nacional (IRET-UNA) comprobó que las mujeres embarazadas que viven cerca de plantaciones de banano en la localidad de Matina, provincia de Limón (Caribe), presentan elevadas cantidades del químico etilentiourea (ETU) en su orina.

El ETU es un derivado del plaguicida mancozeb, el cual se aplica mediante fumigación aérea en las plantaciones bananeras.

“Los niveles de ETU que encontramos en las mujeres es preocupante si se compara con otros países. En comparación con países como Estados Unidos, Italia e Inglaterra, la cantidad de ETU es en promedio alrededor de cinco veces mayor”, manifestó a Efe la investigadora del IRET-UNA, Berna van Wendel.

El estudio indica que en un 75 % de las mujeres estudiadas la sustancia que diariamente ingresó al organismo fue mayor a la de referencia del Sistema de Información Integral de Riesgos (IRIS) de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (US-EPA).

Un 10 % de ellas reportó que contenía hasta tres veces más la referencia del IRIS.

Las muestras se tomaron desde marzo del 2010 hasta junio de 2011 a 445 mujeres.

Las concentraciones de esta sustancia preocupan a los expertos, porque otros estudios realizados en trabajadores agrícolas de México y Filipinas determinaron que el contacto con el plaguicida mancozeb y su derivado ETU podrían alterar la función tiroidea y el desarrollo del embrión.

Las hormonas tiroideas son esenciales para el desarrollo del feto y el recién nacido.

Según los expertos, la principal fuente de exposición es la fumigación aérea, ya que las mujeres no utilizan este producto en sus casas y en la dieta tampoco apareció como una fuente principal de contacto.

Algunas de las mujeres tenían cantidades más altas que otras, porque vivían más cerca de las plantaciones bananeras, trabajaban en agricultura durante su embarazo o lavaban la ropa de sus familiares, que tenían contacto con las bananeras.

“Quisiéramos que las autoridades revisen las técnicas, que valoren las acciones para bajar la frecuencia de este tipo de fumigaciones, que apliquen productos más focalizados y que también sigan investigando sobre otras alternativas para combatir sus plagas”, dijo van Wendel.

El estudio, llamado “Aplicación Aérea de Mancozeb y Concentraciones Urinarias de Etilentiourea en Mujeres Embarazadas de Costa Rica: el Estudio Infantes y Salud Ambiental (ISA)”, fue publicado hoy en la revista científica internacional “Environmental Health Perspectives”, informó la UNA.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *