10 de septiembre de 2014 16:15 PM
Imprimir

A la espera del informe del USDA, un posible escalón en el ascenso de la estimación productiva

En el día de ayer, hemos visto nuevos mínimos en los precios para los contratos de maíz, soja, trigo y aceite. Los informes de rendimientos que se reportan desde el Delta y el sur del Midwest siguen siendo muy positivos, con números de hasta 90 BPA (60 qq/ha) en soja y 220 BPA (130,8 qq/ha) en el maíz.

El comercio espera un aumento de los rendimientos por parte del USDA en el informe del jueves, con las ideas que de a poco y a modo de escalerita, mes a mes este reporte modifique los rindes de una manera muy conservadora. De algún modo, el mercado del cash venía sosteniendo los precios de los futuros durante los últimos 45 días pero eso ahora no puede contener el hecho de que nos establecemos ante una cosecha muy grande delante de nosotros. El mercado del físico en USA es como un blanco móvil, y cada día que nos acerquemos más a la disponibilidad de la nueva cosecha, las bases tenderán a debilitarse según origen.

 

 Los alcistas continúan pensando que el frío cambie en algún sentido el curso de los precios, pero las zonas que puedan llegar a afectarse por bajas temperaturas, no son tan amplias en términos representativos y simplemente no son masas de aire tan frías las que se pronostican durante un período suficientemente largo; como para ver que los rendimientos en general se afecten.

 

 Un factor a nivel macro, que esta influenciando este mercado a las bajas es la fortaleza del dólar con respecto al resto de las monedas. Cuando el dólar se hace mas fuerte las exportaciones se hacen menos competitivas en el mercado mundial; de todos modos hay que tener en cuenta que los valores de exportación actuales, sobre todo de maíz y trigo desde USA, continúan siendo los mas caros del mundo.

 

 Para continuar en el ámbito de las exportaciones, el Ministerio de Agricultura de Ucrania, estima que las exportaciones de maíz para este año sería de 20 Mill de t. Parece que los combates en el Este del país no ha tenido un impacto importante en la producción de maíz o de las exportaciones hasta el momento. Por su parte, CONAB elevó su estimación para la cosecha de maíz de Brasil en 1,3 Mill de t,  llegando a 79,9 Mill de t que sería una baja tímida respecto a los 81,5 Mill de t récord de la campaña  2012/13, pero que continúa siendo la segunda más grande.

 

Las importaciones de soja mensuales de China se estiman en 6,03 Mill de t en agosto, 1,4 debajo de julio y 0,34 menos que hace un año. A un mes para concluir el año comercial 2013/14, las importaciones acumuladas totalizan 65,3 Mill de t y las importaciones durante septiembre sólo necesitan alcanzar un total de 3,7 MMT para llegar al pronóstico anual del USDA de 69 MMT. Basado en los datos de exportaciones de Brasil y Argentina, las importaciones de septiembre parecen ser poco más de 4 Mill de t. Los datos oficiales de agosto, que se publicarán a finales de este mes se mostrará que la mayoría de los suministros de agosto se obtiene de Sudamérica  (tendencia que es probable que continúe durante los próximos 2 meses). Las importaciones de soja de China a gran volumen desde los EE.UU. es probable que no aparezca hasta noviembre. Como bien es sabido, las exportaciones a China han sido el principal motor de crecimiento de las exportaciones de soja en los últimos años. Sin embargo, las ventas totales en los libros a China en el inicio de la 2014/15 son 15% menores que hace un año. Una cosecha record en USA, sumado a lo que se espera para Brasil y Argentina, generará, por primera vez en la historia, una competencia muy fuerte por el negocio de exportación mundial de poroto de soja.  

 

Mucha información para el reporte de esta semana, y lógicamente podemos profundizar uno a uno los puntos nombrados. La idea es que en términos generales, y por le momento, vemos pocas alternativas de subas en Chicago y seguimos sosteniendo que cada rally lo utilicemos en forma de venta o cobertura. Para ayudarnos con esta premisa, pensemos todas las empresas e industrias que sí se benefician en términos de margen con precios bajos, y que venían comprando a estos niveles y una baja más puede hacerles tomar la decisión de vender el stock y volver a comprar mas abajo. Y es así como se comporta este mercado, hasta que se encuentre nuevamente el precio con el valor en el punto justo, o alguna situación que haga cambiar el rumbo de lo que venimos viendo semana tras semana. Todavía no creemos que sea demasiado tarde para tomar coberturas, en especial cuando los récords de producción se sigan especulando y los pisos técnicos rompiendo.

 

Nos vemos la próxima semana, y no olvides que nunca es tarde para administrar riesgos. 

 

Por Celina Mesquida
RJO’Brien

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *