10 de septiembre de 2014 23:45 PM
Imprimir

La faena argentina sigue moderándose

Si bien en agosto se procesaron un 10% menos de animales que en igual mes del año anterior, la tendencia es mucho más suave que cuando se inició la retención tras la liquidación de 2008/09. Puntos a favor y en contra para sostener esta fase del ciclo ganadero.

En agosto se despacharon para faena 982 mil animales, 10% menos que en julio y otro tanto menos que en agosto pasado, con lo que se siguió profundizando la tendencia a moderar el número de cabezas procesadas.

 

41- Faena evolucion total

 

De esta manera, el mes se transformó en el décimo consecutivo en que la faena total del trimestre móvil aumenta menos, o cae, como sucedió en los últimos 5 meses, que la faena de 12 meses móviles terminada en el mismo mes.

 

Recordemos que un trimestre móvil es un período de tres meses que, sucesivamente, va perdiendo al mes más antiguo e incorporando uno nuevo. Lo mismo cabe para los 12 meses móviles o año móvil. Este cálculo se usa para poder interpretar mejor movimientos variables a lo largo del tiempo.

 

Así, mientras en los 12 meses terminados en agosto se faenaron 12,7 millones de cabezas, con un 2% de aumento interanual, en el trimestre terminado en agosto se procesaron 3,1 millones de cabezas, con una caída de 4% interanual.

 

41- Faena variacion interanual

 

En cuanto al porcentaje de hembras en la faena, otra variable importante para determinar el curso del ciclo ganadero, mostró una pequeña caída desde el máximo de julio último, a 46,2%, aunque todavía es un nivel alto.

 

Esto es el resultado de que los machos están liderando la señalada moderación o caída en la faena, mientras que las hembras, aunque también siguen la tendencia, vienen con rezago.

 

41- Faena hembras

 

 

En perspectiva

Desde que la faena del trimestre empezó a moderarse con respecto a la anual, la tendencia es mucho más suave que la misma fase iniciada en septiembre de 2009, cuando se comenzó a salir de la liquidación de 2008/09.

 

Por todo esto, sostenemos que esta nueva fase de retención es frágil y podría darse vuelta en un ambiente macroeconómico desfavorable como el presente. A su favor cuenta con un precio que se ha tonificado en el último año y expectativas de cambios de políticas en el horizonte, a lo que se suma el deterioro relativo del resultado de la mayoría de las actividades agrícolas.

 

Esa debilidad es lo que llevó a una gran preocupación por el anuncio oficial de la suspensión provisoria de aprobación de ROEs, aunque lo sucedido en estos primeros veinte  días del anuncio no ha afectado la demanda de la industria exportadora tanto como se podría haber previsto.

 

Como siempre, habrá que seguir de cerca cada una de las variables involucradas para detectar, lo más anticipadamente posible, si el curso descripto continúa o tiende a revertirse

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *