14 de septiembre de 2014 00:26 AM
Imprimir

El agro Argentino ¿Hasta cuando y hasta donde?

CompartiremailFacebookTwitterLa Sociedad Rural de Rosario ve con preocupación la existencia de demandas de informes que se piden a los productores con respecto a sus granos cosechados, como si se estaría en permanente sospecha de una actividad ilícita. A lo ya informado en la AFIP sobre superficies sembradas y volumen cosechado, se está exigiendo ahora no […]

La Sociedad Rural de Rosario ve con preocupación la existencia de demandas de informes que se piden a los productores con respecto a sus granos cosechados, como si se estaría en permanente sospecha de una actividad ilícita. A lo ya informado en la AFIP sobre superficies sembradas y volumen cosechado, se está exigiendo ahora no sólo la existencia actual, su ubicación y en caso de estar guardada en bolsones, en el campo del productor, la posición georreferencial de los mismos, junto con el número de factura por la cual se compraron los mismos, siendo estos requisitos indispensables para poder vender.

Toda esta información la AFIP ya la posee, el productor no puede mover un camión de su cereal sin previamente notificarle a la misma y aquella autorizarlo.

Estamos de acuerdo con un sistema de información estatal, práctico, ágil, transparente y eficiente. No con esta situación, que es una superposición incesante de declaraciones, que lleva a cometer errores. Los productores en su mayoría no tienen una estructura administrativa, por tanto son ellos mismos quienes deben ponerse al frente de estos trámites; con la posibilidad de que un error en sus declaraciones les impida vender su producción.

Nos preocupa seriamente, ya no sólo por nuestro sector; sino porque con el proyecto aprobado en el Senado de la Nación de la Ley de Abastecimiento se pretende intensificar aún más sobre toda actividad privada, comercial, industrial o productiva, dándole al Gobierno las herramientas para seguir avanzando y afectando los derechos individuales y de propiedad.

Por eso nuestra pregunta es ¿hasta cuándo y hasta dónde seguirá avanzando el Gobierno con un modelo en que los ciudadanos nos veremos obligados a un sistema de control intensivo, cambiante y redundante, que demuestra su ineficiencia, quita tiempo de trabajo y avasalla los derechos constitucionales de los ciudadanos argentinos?

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *