14 de septiembre de 2014 21:06 PM
Imprimir

Asociación Rural del Uruguay dura con el gobierno: “No estamos bien”

Se cuestionó estado de infraestructura vial y pérdida de competitividad del sector.

La Asociación Rural del Uruguay (ARU) fue muy dura con el gobierno de José Mujica en su discurso de cierre de la Expo Prado 2014.

“No estamos bien”, expresó el presidente de la ARU, Ruben Echeverría, durante su exposición en el acto de clausura que tuvo al mandatario como orador. Las principales críticas apuntaron al estado de la infraestructura vial, los altos costos de producción, la pérdida de competitividad del sector y el funcionamiento del Mercosur.

Echeverría reclamó por “un Estado más eficiente, austero, que cuide la calidad del gasto y tenga mucho más control para no tener abusos que mucho nos cuestan a todos”.

También apuntó contra los impuestos al agro: “No hemos logrado que se nos entienda que no es la tierra la que genera resultado económico sino lo que se produce sobre ella, gravar la tierra es un recurso perimido que creíamos superado”. Y rechazó los emprendimientos de megaminería hasta que estén dadas las garantías de su sustentabilidad.

El presidente de la ARU recordó que el agronegocio es responsable del 35% del Producto Bruto Interno del país, emplea a 170 mil personas y es el origen del 80% de las exportaciones.

A pesar de que el dólar está casi a $ 25, Echeverría indicó que la moneda extranjera no favorece la competitividad del país, dado que los costos del sector han aumentado en el entorno del 30% en el último año.

En contestación, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, hizo un repaso de las políticas implementadas en este período y negó que el desarrollo alcanzado por el sector agroganadero se deba exclusivamente al “viento de cola a favor”, puesto que el mismo impulso tuvo la región y los resultados fueron diferentes. Recordó que en 1998, las políticas que adoptó el gobierno de turno sumieron al país en un gran endeudamiento. Pero desde 2008 a junio de 2014, el país recibió más de US$ 10.314 millones bajo el régimen de inversión promovida. “Esas decisiones políticas no son viento de cola”, señaló.

“El país tuvo, tiene y tendrá un futuro vinculado fuertemente al éxito o fracaso de la actividad agropecuaria”, dijo en su alocución. Y apuntó que los demás sectores productivos y de servicios se beneficiarán de su desarrollo.

Y añadió: “La competitividad no puede basarse en bajos salarios, sino en mayor productividad”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *