15 de septiembre de 2014 00:04 AM
Imprimir

La exportación de biodiesel ya es tres veces mayor que la de carne

Ayudado por la baja en los derechos de exportación, el sector encontró alternativas al cierre de mercado europeo y 2014 será récord

Debe ser uno de los datos menos esperados y más llamativos en un sector de la economía y la producción local: de principios de año a esta parte y con el mercado europeo cerrado para el producto, las exportaciones de biodiesel argentino se recuperaron y alcanzaron niveles elevados, llegando a cerrar este año batiendo marcas históricas.

En paralelo, este desempeño es un aliado impensado del país en el marco de la necesidad de ingreso de divisas frescas: según cifras de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), entre enero y agosto de este año se exportaron al mundo 1,3 millones de toneladas del combustible, casi tanto como en todo el año 2011 (1,5 millones de toneladas). Estas ventas representan un ingreso de U$S 1115 millones considerando el precio internacional, hoy en torno a los U$S 750/U$S 800. Este número expresado en dólares, según el cálculo de CARBIO, es tres veces mayor a la exportación anual de carne vacuna y duplica las ventas al exterior de carne aviar.

“Estamos exportando más volumen y esperamos niveles récord”, explicó a Tiempo Argentino el titular de CARBIO, Luis Zubizarreta. El empresario apuntó que la decisión política del Gobierno Nacional de reducir, en mayo último, el arancel de exportación del 21 al 11,5% fue clave en la recuperación del sector. Los datos, siempre objetivos, lo confirman: hasta ese momento, las exportaciones mensuales eran inferiores a las 50 mil toneladas. Con estas cifras, empujadas por las trabas españolas al ingreso de diesel verde argentino, el año 2014 ya era planificado como el peor de la historia.

Lo que hoy se exporta es biodiesel de soja que producen las aceiteras (el B-100) situadas en el cordón industrial de Rosario, a la vera del Río Paraná. Cómo hizo el sector con el apoyo oficial para sobreponerse a lo que parecía ser una sentencia definitiva –tras el cierre de Europa– es una historia sumamente llamativa. El precio del producto nacional se tornó tan competitivo que, paradójicamente, se empezó a colocar el excedente no comprado por Europa en empresas instaladas en territorios europeos que no son parte de la Unión: el principal destino de las exportaciones argentinas de biodiesel hoy son petroleras europeas y del Reino Unido que manejan el negocio del gasoil en África. Firmas ubicadas en islas en territorio europeo pero que no responden a la administración de esos países. Así, las compañías aprovechan el precio más bajo del bio y lo mezclan con gasoil en el continente negro.

Observando las cifras de CARBIO de exportaciones sólo del mes de agosto, se percibe el reparto de estas ventas externas: 151.700 toneladas se exportaron a estas empresas, en lo que se denomina técnicamente “posiciones” europeas. Unas 30 mil toneladas las compró Costa de Marfil en forma directa. Por fuera de la plaza africana, el segundo comprador del diesel verde local es Perú. El país andino encaró una ley de corte del combustible fósil con el verde similar al de Argentina: aumentó sus importaciones y Argentina se quedó con el 100% de ese mercado. Cerca de 21.500 toneladas fueron al Perú. Sudáfrica compró 10 mil toneladas y Estados Unidos 2100.

Ante este escenario, en el sector aseguran que este récord es sólo la punta del iceberg. “Esto es sostenible porque hay una capacidad instalada de 4 millones de TN y Argentina puede llegar a cerca de 2 millones de exportación, hay capacidad ociosa para seguir creciendo”, dijo a Tiempo Gustavo Idigoras, asesor de la cámara de biocombustibles. Actualmente, el mercado interno consume 1 millón de toneladas, 2 millones se estaría exportando este año y habrá otro millón de remanente. «

Siguen los reclamos ante la omc

A principios de este año, la Organización Mundial del Comercio (OMC) avaló el establecimiento de un panel para dirimir la disputa planteada por la Argentina contra la Unión Europea (UE), por la imposición de medidas antidumping al biodiesel argentino.

Con sus argumentos, Argentina detalló que la aplicación de aranceles antidumping a su biodiesel “tiene fines proteccionistas y transgrede el Acuerdo Antidumping de la OMC, así como el artículo VI del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT)”. En la industria consideran que si bien han logrado colocar excedentes en otros mercados, para que la industria nacional siga creciendo hay que recuperar el mercado europeo. Se especula que recién en 2015 podría resolverse esta controversia.

La Argentina –según datos oficiales– se convirtió en 2009 en el principal abastecedor de biodiesel de la Unión Europea, que era además su principal comprador. Con la llegada de los aranceles empujados por España para el ingreso del producto, se generó una importante crisis en el sector.

En los primeros ocho meses de este año, la producción cayó casi 40% y las exportaciones se redujeron 58% (sumaron US$ 602 millones).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *