15 de septiembre de 2014 10:59 AM
Imprimir

Senepol presentó primeros datos sobre cruzamientos generados en el Uruguay

Tras dos años de investigación, parte de la cual se ha venido desarrollando en la zona de pueblo Porvenir, en el departamento de Paysandú, la Sociedad Uruguaya de Criadores de Senepol presentó en la rural del Prado los primeros datos sobre cruzamientos generados en Uruguay.

Procurando tener un papel fundamental en los cruzamientos con otras razas británicas, para elevar aun más la calidad de carne del Uruguay, el Senepol pretende solucionar la caída productiva generada por estrés calórico, problema que afecta mayormente al norte del río Negro, porque estos bovinos nacieron en la Islas Vírgenes, en el Siglo XIX, a través de cruzamientos entre N’Dama de Senegal y el Red Angus.
El presidente de la Sociedad Mundial de Criadores de Senepol, el colombiano Pedro Restrepo, hizo un juzgamiento simbólico de los ejemplares presentados en la Expo Prado por la cabaña “Alto Bonito” de Miguel Viganó, mostrando las características más buscadas, en el marco de lo que fue una clase abierta dictada a criadores, productores, técnicos y empresarios de Argentina, Uruguay y otros países.
El experto colombiano destacó que “el Senepol está disperso en prácticamente toda América, desde Canadá hasta la Pampa argentina y el único país de Sudamérica en que la raza no está presente es en Chile”.
El docente e investigador de la Estación Experimental “Doctor Mario A. Cassinoni” (Eemac) de Facultad de Agronomía, ingeniero agrónomo Alvaro Simeone, fue quien presentó los primeros datos de una investigación sobre cruzamientos que lleva dos años y muestra un futuro auspicioso del Senepol como raza de cruza.
El también responsable de la Unidad de producción Intensiva de Carne (UPIC), y consultor de la raza, señaló que “para nosotros los datos son primero y luego viene desarrollar líneas ordenadas de comercialización”. La evaluación se centró en inseminar vaquillonas Angus de 15 meses y “esos animales parieron terneros cruza sin problemas, porque tienen un peso al nacer similar al que registran los terneros Angus y Hereford”.
Explicó que sobre un rodeo de vacas Angus puras, se agruparon los vientres por peso, armándose dos grupos a los que se le asignaron tratamientos diferentes.
Se inseminó a un grupo de vacas con toros Angus y en el otro grupo se usaron toros Senepol. La experiencia se desarrolló en las cabañas “Alto Bonito” en el departamento de Río Negro y “Villa Haydé” en la zona de Porvenir, Paysandú.
Simeone destacó que los primeros datos son auspiciosos y muestran que la raza Senepol, cuya sociedad de criadores es presidida por Miguel Viganó, puede jugar un papel fundamental como raza cruzante, aportando resistencia al calor, a ectoparásitos, mejorando aun más la carne y facilitando el trabajo porque genera animales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *