15 de septiembre de 2014 15:33 PM
Imprimir

Arturo Porzecanski: la ONU no es la solución para un deudor deshonesto como Argentina

El economista y profesor Arturo Porzecanski afirmó que las Naciones Unidas no deberían ser la solución para un “deudor deshonesto” como la Argentina ya que el problema central del país es “la actitud de sus gobernantes”.

La Asamblea General de la ONU aprobó la semana pasada, por amplia mayoría, establecer un marco jurídico legal global para proteger los procesos de reestructuración de deuda soberana de episodios como el que atraviesa Argentina. La resolución, que se trabajará a lo largo del próximo año, no incide en el juicio que mantiene el país con los fondos buitre y fue rechazada por los países que funcionan como centros financieros, con Estados Unidos y el Reino Unido a la cabeza.

 

“Nadie puede decir si esto verá algún resultado. Una resolución de la ONU relacionados con Argentina y que fue aprobada en 1965, instó a Londres y Buenos Aires a negociar la soberanía de las Islas Malvinas, pero casi cincuenta años pasaron y las islas siguen en disputa como lo eran entonces. Lo más probable es que esta resolución para las negociaciones sobre un marco multilateral para la reestructuración de la deuda soberana caiga en oídos sordos de manera similar”, opinó Porzecanski en una columna del diario británico Financial Times.

 

“De hecho, esta resolución debería ser ignorada, ya que no existe un marco capaz de lidiar con el problema central: cambiar la actitud de las autoridades en Argentina, una nación deudora y deshonesta que se burla regularmente las leyes nacionales y los tratados internacionales”, analizó el economista.

 

Para Porzecanski, “el problema es que el gobierno de Argentina no sólo desobedeció una y otra vez las resoluciones en los tribunales estadounidenses a los que previamente se comprometió a obedecer, sino también las decisiones de los tribunales independientes, que también se había comprometido a respetar. El país es famoso no sólo por el gran número de demandas de arbitraje presentadas en su contra, ya sea en el CIADI del Banco Mundial o en otros foros, sino por el número de resoluciones desfavorables que se ha negado a cumplir”, señaló el ex titular de mercados emergentes del ABN Amro.

 

“El desprecio de la Argentina por las leyes nacionales y los tratados internacionales actualmente está siendo analizado en la propia OMC, en torno a las quejas por medidas altamente restrictivas a las importaciones impuestas por el país. Y si la historia sirve de guía, Argentina apelará la decisión del panel de la OMC como parte de una estrategia oficial creada por el fallecido Néstor Kirchner, y que hoy la continúa Cristina de burlar todas las reglas de conducta para comprar tiempo y evitar ser considerado responsable. Este fue el plan que llevó a cabo el país en todas las defensas de litigio en los tribunales nacionales e internacionales”, dijo Porzecanski.

 

“Por desgracia para la presidenta Kirchner, la Corte Suprema de Estados Unidos advirtió esta actitud desdeñosa y su plan de juego, entonces se negó a opinar sobre las resoluciones del juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, en torno a la pelea con los holdputs por la deuda impaga. Y cuando se quedó sin tiempo, Argentina eligió el default sobre todas sus obligaciones sobre los tenedores de bonos en vez de acatar el fallo impuesto”, agregó.

 

“Es lamentable que algunos observadores sigan siendo tan ingenuos como para creer que los problemas autoinfligidos de la Argentina sean una responsabilidad de todo el mundo – o de las Naciones Unidas para resolverlos”, concluyó

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *