22 de junio de 2009 15:28 PM
Imprimir

Productores de cebolla pretenden entregar productos con certificación

Miembros de la Federación Nacional de Productores Frutihortícolas del Paraguay buscan entregar a partir de ahora cebolla de calidad certificada a los consumidores

Será mediante el plan de “Las Buenas Prácticas Agrícolas”, el cual prevé un estricto control fitosanitario, donde se limitarán el uso de los plaguicidas, se aplicarán normas de higiene y calidad, entre otras, hasta que el producto llegue hasta los centros de distribución y expendio.

La supervisión de las actividades está a cargo de funcionarios del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave), quienes monitorean la serie de recomendaciones técnicas que deben cumplir los labriegos para que la producción reciba la certificación.

La idea surgió de parte de los directivos de la Fenaprofhp, cuyos miembros se hallan diseminados en los departamentos de Paraguarí, Central, Cordillera, Caaguazú, Alto Paraná, Caazapá, Concepción e Itapúa. Estos afirman que la tarea de llegar a todas las fincas de los socios será ardua, pero no imposible.

Una de las jornadas de capacitación se desarrolló el viernes último en la Municipalidad de Vaquería, Caaguazú, zona donde la federación tiene inscripto 210 productores de cebolla.

En este lugar, los ingenieros agrónomos Zoilo Ruiz Díaz y Nelson Fariña, técnicos del Senave, instruyeron a los productores acerca de las normas que deben cumplir, si quieren que su producción reciba la certificación de la institución.

En particular recomendaron minimizar el uso de productos químicos. “Hay que mirar el aspecto general de la calidad del producto. Significa que la producción no debe tener residuos de plaguicidas ni otros productos químicos. Incluye además normas de higiene hasta que la producción llegue a los consumidores”, sintetizó Fariña.

Registrar todo

El técnico del Senave recomendó además a los labriegos involucrados en este programa llevar un registro de todas las actividades que realizan en la chacra, entre ellas, principalmente determinar los tipos de insecticidas que utilizan.

Igualmente, los técnicos de la zona realizarán un monitoreo permanente de las fincas donde se plantan cebolla, informaron.

El mencionado proyecto contempla además realizar control poscosecha, empaque, etiquetado y transporte del producto hasta el centro de consumo.

Los productores de cebolla de Vaquería reciben por su parte el apoyo constante de la intendencia, a cargo del intendente liberal, Anastacio Vera, que este año destinó G. 100 millones al sector productivo, según informó el propio jefe comunal.

La Federación Nacional de Productores Frutihortícolas del Paraguay (Fenaprofhp) cuenta actualmente con unos 400 socios diseminados en todo el país.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *