18 de septiembre de 2014 10:20 AM
Imprimir

Se redujo la brecha en el consumo de carne que ronda los 60 kilos al año

URUGUAY : Las familias de nivel socioeconómico más bajo de Montevideo aumentaron su consumo en 13,5 kilos en los últimos ocho años mientras que los de nivel alto solo lo elevaron en 2 kilos.

La brecha de consumo de carne entre las familias de menor y mayor nivel socioeconómico de Montevideo tuvo una fuerte reducción en los últimos ocho años, informó el Jefe de la Dirección de Contralor de Mercado Interno Gabriel Costas.

Según datos de Instituto Nacional de Carnes (INAC) en 2013 por habitante en Uruguay se comieron 59,4 kilos de carne bovina (0,6% menos que el año anterior), 4,3 kilos de carne ovina (+0,3%), 16,8 kilos de carne porcina (+2,8%) y 20,7 kilos de carne de pollo (+0,7%).

“Este año hubo una pequeña caída del consumo por la baja de la faena que repercutió en la oferta en carnicerías y la escasez trajo suba de precios que estabilizó el consumo”, dijo Costas. Sin embargo, informó que en términos reales se produjo una baja lo que implica que con el ingreso que se tiene actualmente se puede adquirir más carne.

Según un estudio del INAC que dividió las familias de Montevideo entre las de nivel socioeconómico alto, medio y bajo, la brecha de consumo entre los dos extremos se redujo sustancialmente. En 2005 “era de 17 kilos de diferencia y hoy estamos en menos de 6 kilos y siempre tomando en cuenta que no bajaron el consumo”, dijo Costas.

Las familias de nivel socioeconómico más bajo consumían en 2005 42,1 kilos de carne (de todos los tipos) mientras que los de poder adquisitivo más alto consumían 60,2 kilos. En 2013 la ingesta de los primeros alcanzó a los 55,6 kilos mientras que los de mayores ingresos llegó a los 62,2 kilos.

Según Costas eso se dio “porque se mantuvo el nivel de los salarios y los precios fueron estables”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *