18 de septiembre de 2014 12:22 PM
Imprimir

El ternero complica los números de los “feedlots”

En el último mes, su cotización subió 25 por ciento y redujo los márgenes de su terminación para faena. Casi la mitad de los engordes intensivos se está vaciando.

La oferta de carne vacuna está dando signos de debilitamiento. A las inundaciones que registra una buena parte de la provincia de Buenos Aires, y que en el corto plazo dificultará el envío de hacienda para la faena, se le suma la revalorización del precio del ternero, la categoría clave en el proceso de producción de carne.

En el último mes, el precio del ternero se ha incrementado alrededor de 25 por ciento, lo que ha puesto contra las cuerdas los márgenes de rentabilidad de los feedlots, establecimientos de donde sale más del 60 por ciento de la carne vacuna que se consume en el país.

Según la Cámara Argentina de Feedlot, casi la mitad de los corrales intensivos se está vaciando. Del relevamiento mensual realizado por la entidad, que agrupa a los principales engordadores intensivos del país, 44 por ciento de los establecimientos está vaciando sus corrales; 22 por ciento muestra stocks constantes, y porcentaje similar manifiesta alguna tendencia con más ingresos de terneros que egresos de novillos terminados.

En este escenario, los invernadores se encuentran analizando los números para lo que resta del año. Si bien el aumento de los costos de producción sigue al ritmo de la inflación, la discusión se centra en la relación entre el precio del ternero y del novillo listo para la faena.

Para los engordadores a corral, son varios los factores que hicieron que los precios de la invernada se hayan disparado durante el último mes y medio.
“La finalización de la época de mayor oferta (otoño), la primavera con mayor disponibilidad de pasto; la dificultad para movilizar hacienda y el ternero como reserva de valor, entre otras variables, pusieron los precios de la invernada en una ecuación que afecta la rentabilidad del feedlot”, advierte la cámara.

Con relación al precio de los animales que salen para la faena, todo indicaría que no habría variables que justifiquen una caída hacia fines de año. Todo lo contrario: la tendencia sería mantenerse firme.

Durante el primer semestre del año, la cantidad de animales faenados muestra una caída interanual de 1,25 por ciento y de 2,52 por ciento en el volumen de carne vacuna producida.

Según los feedlots, habría unos 250 mil novillos menos en los stocks, con lo cual difícilmente se logre un aumento en la oferta de carne respecto al año pasado.

22.500 toneladas

Menos producción. Durante los primeros seis meses del año, la producción de carne vacuna cayó 22.500 toneladas, en relación con igual período de 2013.

Más hembras. El acumulado durante el primer semestre del año muestra una faena de hembras que representa 45,5 por ciento del total de bovinos faenados, tres puntos porcentuales por encima de los registros correspondientes al período entre enero y junio de 2013, según datos del mercado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *