19 de septiembre de 2014 14:08 PM
Imprimir

Uruguay perdería exclusividad regional como proveedor de carne fresca a EE.UU.

CompartiremailFacebookTwitterLa posible aprobación de la carne vacuna fresca brasileña fue manejada “con fuerza” durante la reunión de la Mica, entidad que agrupa a los importadores de carne de Estados Unidos, que culminó el sábado pasado.   Esta eventualidad significaría un cambio trascendente en el comercio internacional de la carne vacuna, ya que por un lado […]

La posible aprobación de la carne vacuna fresca brasileña fue manejada “con fuerza” durante la reunión de la Mica, entidad que agrupa a los importadores de carne de Estados Unidos, que culminó el sábado pasado.

 

Esta eventualidad significaría un cambio trascendente en el comercio internacional de la carne vacuna, ya que por un lado permitiría al principal exportador mundial acceder con sus carnes frescas a uno de los más grandes mercados importadores, y por otro podría hacer que un volumen potencialmente importante de lo que Brasil vuelca al mercado internacional, deje de ir a alguno de sus principales clientes actuales.

 

Incluso, se manejó un posible plazo de seis meses para que se dé esta habilitación. Aunque en los papeles Argentina está más cerca que Brasil del mercado de EEUU (está en el período de consultas de 60 días), esta última posibilidad en realidad se ve mucho más lejana debido a “asuntos políticos”.

 

En principio, Brasil ingresaría dentro de la cuota de terceros países, que consta de 64 mil toneladas y de la que participan fundamentalmente países de América Central, básicamente Nicaragua y Costa Rica.

 

Los más perjudicados, si se confirma esta habilitación, serían los exportadores de esos países centroamericanos. También le quitaría la “exclusividad” de Uruguay como proveedor desde esta región del mundo a la principal potencia mundial. Pero es un hecho que el lobby de productores ganaderos estadounidenses hará todo lo posible para que esta eventualidad no se concrete. Una cosa es Uruguay y otra muy distinta Brasil.

 

Ahora bien, si Brasil acumula para sí toda esa cuota de terceros países, o incluso si tiene la capacidad para trabajar fuera de cuota, podrían llegar a ser varias decenas de miles de toneladas que dejarían de ser comercializadas a otros destinos para recalar en las industrias estadounidenses. Por lo tanto, podría significar una mejora en las cotizaciones de otros destinos trascendentes, caso de Rusia o de China, que Brasil abastece por el “canal gris” vía Hong Kong.

 

Podría llegar a significar todo un reposicionamiento del comercio internacional de carne vacuna.

 

Los precios de las acciones de JBS y Marfrig tuvieron una sensible mejora esta semana en la Bolsa de Sao Paulo, con aumentos respectivos en reales de 8,8% y 4,3%. Parte de esta mejora seguramente se deba a las mejores posibilidades de exportación devaluación del real mediante, pero seguramente también en parte son consecuencia de esos rumores que, según los importadores estadounidenses, tienen bastante asidero

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *