20 de septiembre de 2014 11:30 AM
Imprimir

Uruguay confirma descenso de la población ovina

CompartiremailFacebookTwitterEl Secretariado Uruguayo de la Lana (Sul) levanta, dos veces al año, información por medio de consultas a productores. Ya se tienen datos de la primera mitad del año, sobre una muestra representativa de todos los departamentos. Los primeros resultados nos ratifican la tendencia que comentamos en los comienzos del mes de julio: la población […]

El Secretariado Uruguayo de la Lana (Sul) levanta, dos veces al año, información por medio de consultas a productores.

Ya se tienen datos de la primera mitad del año, sobre una muestra representativa de todos los departamentos.

Los primeros resultados nos ratifican la tendencia que comentamos en los comienzos del mes de julio: la población ovina descendió en el 2014. La caída del stock ovino que se pudo registrar es de 6,4% aproximadamente.

Sin embargo, a mi entender, la reducción se debe a un ajuste importante de las dotaciones, producto de la alta tasa de terneros el año pasado.

También, y vinculado a ese ajuste, hubo un grupo de productores, el 30%, que aumentaron su población ovina en un 12 %.

 

 

SANIDAD.

En cuanto a la sanidad, el 62 % manifestó que el estado de sus majadas es bueno y sólo un 3 % creyó que están en mal estado. El restante 35 % dijeron estar regular. Si se compara esta respuesta a la del año pasado, el panorama no es tan bueno, ya que en el 2013 el 85 % de los productores dijeron tener en buen estado sus majadas a ésta altura del año.

Sin dudas que la parte sanitaria se ha visto afectada por la humedad, que las majadas no están como el año pasado, vamos a tener una productividad de lana por cabeza un poco igual o inferior.

Pensando en el futuro, el 81 % de los productores tiene intenciones de mantenerse en el rubro, un 12 % piensa en disminuir su dotación y sólo un 4 % en aumentar. El 3 % mantiene una posición de incertidumbre. Si comparamos interanualmente, la situación es mejor que en el 2013. Y por ello también, la percepción del año pasado se ve reflejada en una caída de la población ovina.

Hoy, a mediados del 2014, el productor está mirando con mejores ojos el negocio ovino

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *