22 de septiembre de 2014 01:09 AM
Imprimir

PANAMÁ: Destinan al agro 1,87% del presupuesto del Estado

CompartiremailFacebookTwitterE l sector agropecuario panameño al parecer tendrá que seguir esperando por mejores días, pues el monto asignado a las principales entidades encargadas de darle respuestas a los productores apenas representa el 1,87% del presupuesto general del Estado para la vigencia 2015, un porcentaje muy similar a lo destinado este año y que  fue criticado […]

E l sector agropecuario panameño al parecer tendrá que seguir esperando por mejores días, pues el monto asignado a las principales entidades encargadas de darle respuestas a los productores apenas representa el 1,87% del presupuesto general del Estado para la vigencia 2015, un porcentaje muy similar a lo destinado este año y que  fue criticado por ser un monto pequeño, frente  los múltiples problemas que enfrentan los productores.

El presupuesto conjunto del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA), el Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Panamá (Idiap), el Instituto de Seguro Agropecuario (ISA) y el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA) suman $367,2 millones, apenas $79,3 millones más que lo destinado por la pasada administración, acusada de haber abandonado el  agro y de privilegiar las importaciones (Ver recuadro: Presupuesto del sector agropecuario).

En el proyecto de presupuesto  presentado a la Asamblea Nacional de Diputados al Mida se le otorgó un monto  de $219,1 millones, $81 millones más que en el presupuesto en ejecución, de los cuales $150 millones son para inversión, pero se gastará cerca de $6 millones adicionales en gasto de funcionamiento.

Entre los desgloses de las inversiones figuran $31 millones para el mejoramiento de  la productividad, $23 millones para sanidad agropecuaria, $16 millones para desarrollo rural agropecuario, $16 millones para otros proyectos de inversión  y $6,5 millones para el programa de desarrollo tecnológico.

En la distribución de los recursos llama la atención que el director del Idiap(axel villalobos) había solicitado $15 millones para inversión,  que serían destinados a mejorar los laboratorios, capacitación  y a proyectos de investigación, pero sólo le fue asignado $2,8 millones, $400.000 más de lo que se le otorgó a la entidad en el presupuesto vigente.

Mientras que la cartera de inversión del BDA pasará de $63,3 millones a $48,2 millones para el 2015.

El ministro del Mida, Jorge Arango, declaró recientemente que se encontraba satisfecho con el presupuesto que le fue destinado y que  otras entidades del Estado habían sacrificado recursos para aportárselos al sector agropecuario.

Destacó que el presupuesto del 2015 se había duplicado con relación al actual, algo que no ocurría  en los últimos años y añadió que para el 2015 también espera el apoyo de la empresa privada,  de las embajadas acreditadas en el país y de organismos internacionales, para llevar adelante los proyectos que están en agenda.

Arango indicó que el personal de su institución está muy motivado en darle respuestas a los problemas que enfrenta el hombre del campo, que van desde los altos costos de los insumos, la comercialización y la escasez de mano de obra.

Los productores agropecuarios han vivido años de promesas incumplidas, por ejemplo, el pasado gobierno prometió invertir $1.000 millones en sistemas de riego, que finalmente estas inversiones no superaron los $300 millones.

El secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), Euclides Díaz, no quiso entrar en mayores detalles sobre los recursos asignados al sector agropecuario, pero dijo que los hombres del campo van a seguir produciendo confiados en la promesa del presidente Juan Carlos Varela de que toda la producción sería comprada.

Díaz calificó de positivo el hecho de que al BDA se la haya reducido el presupuesto, y es que en su opinión esta es una institución ineficiente que tiene personal distribuido por todo el país haciendo nada.

El dirigente señaló que para rendir lo que un colaborador de la banca privada hace en un día, en el BDA se requiere de 14 trabajadores.

Entre los ganaderos, según se pudo conocer, existe preocupación, debido a que el proceso de implementación de la Ley de Trazabilidad se mantiene estancado y no se han dado avances desde el pasado 21 de mayo.

Las autoridades salientes suspendieron el proceso y las actuales no lo han reactivado, dijo una fuente, ya existe un proyecto de reglamentación,  pero aún no ha sido aprobado, lo que impide que se continúe avanzando.

La implementación de esta Ley tiene un costo aproximado de $35 millones.

Algunos expertos han señalado que para  reactivar la producción agropecuaria se requiere invertir  $1.000 millones anuales.

El presidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas, Virgilio Saldaña, dijo que el sector está muy deprimido, pero añadió que en el presupuesto del Mida para el 2015, al parecer, se tomó en cuenta la solicitud de los productores de que se le dotara de mayores recursos a esta entidad.

“Parte de  las señales no claras  de las administraciones pasadas era lo limitado de los presupuesto, luego que los candidatos  se comprometían a destinar cifras superiores al 2% del presupuesto de Estado”, detalló.

Saldaña expresó que espera que el  presupuesto que vaya a  ser aprobado sea ejecutado en su totalidad, porque  parte de los problemas era que la ejecución presupuestaria era muy pobre.

El proyecto de presupuesto para la próxima vigencia fiscal asciende a $19.566,4 millones y deberá ser aprobado por la Asamblea Nacional de Diputados.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *