22 de septiembre de 2014 11:35 AM
Imprimir

El “boom” de la apicultura urbana en New York

Esta actividad estaba prohibida en la ciudad hasta el año 2010.

Cada se escucha más hablar de los llamadas “huertos urbanos”, de la “agricultura urbana”… pero parece en determinados países y ciudades se está comenzando a poner de moda la “apicultura urbana”. Este es el caso de la urbe de las urbes Nueva York, según se puede recoger de la información publicada por AM New York.

 

Este medio señala en un reciente artículo como en la actualidad la producción de miel local o artesanal se ha convertido en una actividad en clara expansión en la ciudad de los rascacielos a pesar de que su Departamento de Sanidad no autorizó esta práctica hasta el pasado 2010.

 

En la actualidad, según asegura el citado organismo la ciudad cuenta con 99 apicultores registrados que trabajan un total de 261 colmenas, dedicadas a la elaboración de miel que se vende como artesanal y producto local.

 

Buena parte de estas colmenas se sitúan en las cimas de algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad como es el caso del Waldorf Astoria en el centro, el edificio Google en Chelsea, el Westin New York Grand Central.

 

La popularidad de este producto entre los vecinos de Nueva York es tal que incluso se ha puesto en marcha una Feria Anual de la Miel que se está celebrando en estos días.

 

Uno de los apicultores pioneros de la Ciudad de Nueva York es Andrew Cote. El apicultor de cuarta generación gestiona cerca de 50 colonias en toda la ciudad, incluyendo en el Waldorf Astoria, que cuenta con 360 mil abejas europeas en seis colmenas en su azotea de la planta 20. Alrededor de dos veces al año, Cote recoge la miel de las colmenas, siendo utilizada en los restaurantes y cafeterías del hotel e incluso se elabora una cerveza con ella. 

 

Pero ¿Qué sabores ofrece la miel de New York?. Evidentemente, varía según la temporada. Pero podría tener un sabor a menta, gracias a los muchos árboles de tilo que florecen en la primavera, mientras que en el otoño la miel se vuelve más oscura, más compleja y llena de sabor de la copiosa cantidad de knotweed japonés.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *