22 de septiembre de 2014 11:45 AM
Imprimir

Granos : aposta todo a la devaluación ! ! !

Los precios de soja, maíz y trigo son los más bajos de los últimos 4 años. Los costos aumentaron un 100% en igual período. Lo único que te salva es una devaluación, y el gobierno estaría a un paso de llevarla adelante.

¿El mercado sigue ofertado?

Decir que Estados Unidos tiene una cosecha record, es una obviedad. Hoy tenemos dos caminos por delante. La posibilidad de que luego de una gran baja, que es un símil a una caída del tobogán, sobrevenga otro tobogán de baja. O bien, al tobogán de baja, aparezca un sube y baja, que deje por mucho tiempo las cotizaciones en los niveles actuales.

¿De qué precios estamos hablando?

En soja la posición mayo de 2015 en Chicago vale U$S 360, y en Argentina U$S 240,00.

¿Entonces?

Esta claro que en un escenario ofertado, nadie se apurará a comprar. Pero también está clarísimo, que los costos de producción de la soja en Estados Unidos se colocan por debajo de los ingresos. En Brasil sucede lo mismo. En Argentina, solo en la región centro, y con campo propio, hay rentabilidad (sin contar la amortización del campo).

¿Entonces?

En este escenario, en primer lugar, no me parece que a futuro las áreas sembradas sean muchos más grandes que las de la campaña pasada. En segundo lugar, se sembrará con menos paquete tecnológico. En tercer lugar, no creo que el clima sea tan benigno como ocurrió en Estados Unidos este año.

Sin embargo, los stocks quedarán elevados.

Correcto, pero eso no augura por sí solo, una baja de precios a niveles de U$S 200 la tonelada como auguran muchos analistas.

¿Cómo la ves?

Argentina es el país que debería tener menos problemas. Tenemos un colchón de impuestos del 35% que nos dejan fuera de mercado. Si Argentina bajara las retenciones a un 20% en la soja, el precio a mayo de 2015 podría ubicarse en torno de U$S 285. Este precio no es fenomenal, pero no es el actual de U$S 240.

Este gobierno no bajará las retenciones.

Este no, pero el próximo es casi seguro que obrara de esa manera. El campo es la fábrica de hacer dólares. El problema es pasar esta campaña, la próxima será mucho más rentable.

Hay muchos problemas en el campo.

Es cierto, también hay mucha soja retenida, que ascendería a 23,4 millones de toneladas. También es cierto, que un gran porcentaje de productores que alquilan, quedaron con un fuerte endeudamiento, que no pueden afrontar. Lo peor de todo, es que no tienen dinero para sembrar.

Los dueños de los campos tendrán que financiarlos.

Imposible, muchos dueños de campos, se fumaron el dinero de los alquileres, no ahorraron, y hoy no tienen capital para volver a sembrar. El que se fue del campo hace 4 años atrás, hoy no tiene capital para enfrentar una cosecha. Los precios están iguales que en el año 2010, y los costos se incrementaron en un 100%.

¿Entonces?

Vamos a una campaña muy pobre, es por eso que no vemos otro tobogán de baja en los precios. Muchos analistas ven la cosecha americana, pero no tienen en cuenta que difícilmente Brasil o Argentina vuelvan a repetir la performance de los años pasados.

¿El maíz?

Creemos que pasará algo parecido. Se sembrará poco maíz de primera y mucho maíz tardío. Esto derivará en que faltara mercadería entre marzo y mayo de 2015. En el momento que más haría falta.

¿El precio?

Una lagrima, en Chicago mayo de 2015 está en U$S 140; en Argentina abril de 2015 está en U$S 116,50.

¿Viene otro tobogán?

No creemos. Las cotizaciones dejaron de tener un precio inverso a futuro. No parece que se avecine una gran baja, la cosecha en Estados Unidos impondrá volatilidad, pero apostamos por un sube y baja. No vemos una baja adicional. En el caso del maíz, está asegurado que Brasil y Argentina aportaran menos granos. También se observan precios sostenidos para las carnes, ya sea vacuna, porcina o aviar. En el mundo, el agregado de valor en granos esta de súper fiesta. En la Argentina, con nuestros cráneos en Agricultura, volvemos a dejar pasar otra oportunidad histórica. De la leche, mejor ni hablar.

¿Trigo?

En precios muy bajos, similares a los de 4 años atrás. Su precio se debería reacomodar. En el caso de Argentina, si los gobernantes tuvieran dos dedos de frente, y volveríamos a asistir al mercado de Brasil, los precios mejorarían. Hoy como están las cosas, no le podemos pedir peras al olmo.

Lo único que queda es esperar la devaluación.

Correcto. El mercado del Rofex está manejando un volumen de U$S 4.713 millones, la base más negociada es enero, que es el mes en el que el mercado espera una gran devaluación del doral oficial. El dólar a futuro en enero cotiza a $ 9,32.

Las reservas

Se ubican en U$S 28.394 millones; el Banco Central en septiembre compro U$S 228 millones, y pierde reservas ante la demanda de divisas para importar energía, pagar intereses y amortización de deuda. Inevitablemente bajaran de aquí a fin de año.

La base monetaria

Llegamos a los $ 402.105 millones, si comparas la base monetaria con las reservas, el dólar de equilibrio o de convertibilidad te da $ 14,16.
El blue en 15,20 esta caro.

Depende como se lo mire. El dólar blue está descontando que el gobierno tendrá que realizar una devaluación inminente, y está presionando para que ello ocurra.

El Banco Central esta fuerte.

Las reservas medidas en pesos ascienden a $ 239.200 millones, y el endeudamiento del Banco Central suma $ 229.500. Esto implica que las reservas y el endeudamiento en letras y pases están igualados. La única forma de cambiar esta relación es aumentando las reservas en pesos, o bajando el endeudamiento.

 

¿Qué crees que ocurrirá?

El gobierno no puede aumentar las reservas, y tampoco bajar el endeudamiento. Creemos que el gobierno devaluará el tipo de cambio oficial. Con una devaluación del 25% las cuentas del Banco Central mejorarían.

Al campo le vendría de maravillas.

A los asalariados le vendría pésimo.

¿Entonces?

Creemos que la próxima devaluación, viene con un ajuste general de salarios, tarifas y reducción de gasto público.

Eso es neoliberal.

Lo único que no es este gobierno es suicida. En la cornisa no salta, retrocede.

 

Conclusión

Lo único que te salva es una devaluación, entre octubre y 15 de noviembre, el gobierno tendría que devaluar, de lo contrario los problemas lejos de ir disminuyendo, crecerán en todo el país. En especial, cuanto más lejos estas de Capital Federal y el flete están matando a la producción. Animo, es muy probable que recibamos una bocanada de aire fresco, antes de fin de año.

Sigamos un poquito más.

Venite el 3 de octubre a la Jornada “Precios, Clima, Economía e Impuestos”, hablaremos de esto y mucho más enterate de todos los detalles ingresando ingresando acá

Salvador Di Stefano

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *