22 de septiembre de 2014 14:03 PM
Imprimir

La peor decisión de las últimas cinco cosechas de soja

CompartiremailFacebookTwitterEn medio del debate legislativo por las modificaciones a la Ley de Abastecimiento y con el titular de la Sociedad Rural Luis Etechevehere a la cabeza, el conjunto de las entidades agropecuarias repitió a coro aterradores presagios sobre futuros decomisos del grano en los campos, un presagio difícil de justificar si se mira la historia. […]

En medio del debate legislativo por las modificaciones a la Ley de Abastecimiento y con el titular de la Sociedad Rural Luis Etechevehere a la cabeza, el conjunto de las entidades agropecuarias repitió a coro aterradores presagios sobre futuros decomisos del grano en los campos, un presagio difícil de justificar si se mira la historia.

A pesar de estar incorporados por la antigua Ley de Abastecimiento sancionada en 1974, los distintos gobiernos sucedidos desde entonces –incluida la última década- evitaron en todo momento aplicar decomisos y ni siquiera habilitaron los tribunales de defensa de la competencia.

El promedio en el ritmo de ventas de las últimas cinco cosechas muestra que al 10/9 ya estaba vendido el 79% del volumen producido. En la actual campaña y con la peor caída de la soja en cuatro años, el volumen comercializado no alcanza al 59%.

¿Qué hay entonces detrás de tan pesimistas augurios? Los datos, oficiales y privados, evidencian que a pesar de una cosecha récord de 55 millones de toneladas, los productores de soja realizaron el peor negocio de las últimas cinco campañas. Con precios internacionales que vienen desplomándose durante los últimos cuatro meses, los valores que recibe el productor local se derrumbaron desde los 331 dólares por tonelada que recibía en mayo a los actuales 271 dólares, es decir, una caída de 60 dólares.

De este modo, si se tiene en cuenta que el volumen acopiado en silo bolsas se acerca a los 23 millones de toneladas, los productores dejaron de ganar 1380 millones de dólares, según las proyecciones de Pablo Adreani, analista de la consultora Agripac.

El promedio en el ritmo de ventas de las últimas cinco cosechas muestra que al 10/9 ya estaba vendido el 79% del volumen producido. En la actual campaña y con la peor caída de la soja en cuatro años, el volumen comercializado no alcanza al 59%.
Un dato no menor es que tan sólo el 6% de los productores maneja más de la mitad de la cosecha de soja. La expectativa de un salto devaluatorio que compense la tendencia bajista en el precio del commodity es algo que no parece probable, al menos en el corto plazo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *