22 de septiembre de 2014 12:10 PM
Imprimir

Por retener soja, los productores perdieron casi U$S 1400 millones

CompartiremailFacebookTwitterLa demora a la hora de vender la cosecha 2013/14 –algo que queda en evidencia si se comparan los datos comerciales de este año con los de las campañas anteriores– ya le costó a los productores cerca de 1380 millones de dólares en los últimos cuatro meses, cuando el precio cayó desde 331 dólares a […]

La demora a la hora de vender la cosecha 2013/14 –algo que queda en evidencia si se comparan los datos comerciales de este año con los de las campañas anteriores– ya le costó a los productores cerca de 1380 millones de dólares en los últimos cuatro meses, cuando el precio cayó desde 331 dólares a 271 dólares la tonelada. En el mismo sentido, la preocupación llegó incluso hasta la Bolsa de Comercio de Rosario que, tomando como referencia los valores FOB entre mayo y junio, reportó una caída en los precios de U$S 90 y una pérdida en la cosecha de U$S 2000 millones.

 
Obviamente, ningún productor puede predecir el futuro como para vender su producción cuando alcanza su precio máximo, ni tampoco se desprende de la totalidad de la cosecha al mismo tiempo. Sin embargo, es curiosa la demora en la comercialización habida cuenta de la tendencia declinante que mostraba la cotización internacional de la soja ante las estimaciones de cosechas récord en Estados Unidos y Brasil. La expectativa de una devaluación que compensase la pérdida de valor de la commodity queda a la vista.

 

“Los productores perdieron precio por descuidar el mercado internacional. Estuvieron esperando un mejor tipo de cambio. El precio internacional estaba estable, se desplomó a partir de la novedad de que el mercado le empezó a tomar el pulso a la cosecha norteamericana”, indicó a Tiempo Ricardo Baccarin, director de la consultora Panagrícola.

 
Un reciente informe de la consultora especializada Agritrend que toma de base el volumen promedio producido y comercializado a la misma fecha (mediados de septiembre) en las últimas cinco cosechas pone de relieve un “desfasaje” en ventas totales de 10,6 millones de toneladas para la actual campaña sojera. Siempre tomando como referencia la semana del 10 de septiembre, la información disponible muestra que en el caso de la cosecha 2008/9 ya se había vendido a esa fecha el 81% del volumen producido, el 80% en el ciclo 2009/10, el 78% en la campaña 2010/11, el 85% en la de 2011/12 y el 72% en la de 2012/13. En la actual campaña 2013/14, justamente con precios internacionales que se desplomaron durante los últimos cuatro meses, el volumen comercializado se encuentra muy por debajo y no supera el 59 por ciento.

 
De acuerdo con las declaraciones de compras que publica semanalmente el Ministerio de Agricultura de la Nación, sobre una cosecha estimada en 55 millones de toneladas de la campaña 2013/14 se llevan comercializados hasta el momento algo más de 32 millones de toneladas, es decir, casi un 42 por ciento. Ahora bien, en medio de una tendencia bajista de la soja en el mercado de Chicago –en la última semana alcanzó su nivel más bajo desde el 2 de julio de 2010– ese remanente de 23 millones tiene hoy un valor de 200 dólares por tonelada inferior al que tenía, por ejemplo, el 2 de junio pasado, cuando ya estaba prácticamente finalizada la cosecha, lo que representa una pérdida de ingresos por cerca de 4600 millones de dólares.

 
El 11 de septiembre pasado, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos confirmó un volumen un 19% superior para la campaña 2014/15 en ese país (unos 106 millones de toneladas), lo que terminó de confirmar las malas noticias para los precios dado que, cuando hay mayor oferta, como ocurre en cualquier mercado, los precios tienden a la baja.

 
Más aun, el 2 de junio pasado la cotización de la soja en la referencia del mercado de Chicago marcaba 551 dólares la tonelada. Hoy ese mismo contrato vale casi 351 dólares, es decir, una caída superior al 36%, lo que reduce en más de 4600 millones de dólares el ingreso de divisas provenientes de la exportación de soja de la actual campaña. Ergo, la cosecha en su conjunto perdió valor en casi U$S 5000 millones.

 
“Los precios están exhibiendo una fuerte baja y eso significa una pérdida de valor importante sobre la mercadería que no ha sido colocada. De hecho, para junio, a partir del inicio de la baja en Chicago, la diferencia entre los valores de la cosecha presente y la nueva de soja en EE UU era de 80 a cien dólares, y era un indicio del gran nivel de oferta listo para ingresar al mercado si no ocurría nada con la cosecha norteamericana”, señaló a Tiempo Patricia Bergero, subdirectora de Información y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario. Según la especialista, tomando los valores FOB en puertos argentinos, desde mayo/junio a hoy la caída en el precio de la soja es de 90 dólares. “Haciendo un corte fotográfico, son entre 1800 y 2000 millones de dólares de pérdida de valor por baja de precios”, concluyó.
De acuerdo con datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, las estadísticas de ingresos de divisas por exportaciones del sector agroindustrial oleaginoso más granos exclusivamente (tomando como referencia los datos de la Cámara de la Industria Aceitera y la Cámara de Exportadores) muestran que se han mantenido en niveles similares a los dos años anteriores. En cuanto a las ventas externas, a través de los Registros de Operaciones de Exportación autorizados, hay un volumen de ventas externas del complejo soja (grano, aceite y harina) similar al año pasado hasta mediados de septiembre. No obstante, cabe destacar que la actual cosecha récord de 55 millones de toneladas se ubica un 11% por encima de la campaña 2012/13.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *