22 de septiembre de 2014 16:40 PM
Imprimir

Las empresas buscan incentivar la siembra de maiz

En la decisión de realizar un cultivo pesan diferentes condicionantes, que hacen que éste tenga o no viabilidad productiva. En primera instancia aparecen las condiciones del mercado, es decir si el precio de venta resulta o no atractivo. Pero, si el productor sólo realiza el análisis desde esta variable, estará incurriendo en un grave error, dado que existen una gran cantidad de costos ocultos por eliminar un cultivo como el maíz de la rotación, que se van a pagar más temprano que tarde.

Entre otros, podemos citar dos que son de fundamental importancia:

· Mejora en la fertilidad física de los suelos
· Control integral de malezas

Con respecto al primer punto, no hay mucho más que agregar que no se sepa en términos generales, pero con el segundo, el tema es serio y debe ser analizado. En zonas donde aparecen malezas como el Amaranthus, el cultivo de maíz es estratégico en su control ya que permite el uso de herbicidas que ayudan a su control.

Cualquier presupuesto de herbicidas en soja puede llegar fácilmente a los U$S 120 por hectárea, incluyendo los barbechos. Si esta maleza coloniza el campo, el presupuesto se va a ver duplicado. Así, en zonas con presencia de Amaranthus, eliminar el maíz de la rotación cuesta en forma inmediata U$S 120 extras para poder cosechar la misma cantidad de soja. Si a esto se le suma la pérdida de productividad del cultivo en años con déficit hídrico, la cuenta a pagar por eliminar al maíz de la rotación puede llegar a los U$S 400 por hectáreas (U$S 120 mas U$S 280 equivalente a una tonelada de pérdida de producción de soja en situaciones de estrés hídrico).

De todos modos, el productor necesita herramientas que le permitan llegar a buen puerto con el maíz, tanto en lo productivo como en lo económico. Y en años como el actual, la estrategia defensiva con respecto al cultivo es una de las más recomendables.

En ese sentido, la firma AgSeed presento una línea de híbridos sumamente completa, integrada por los Híbridos Simples Convencionales: AG 7199; el Híbrido Simple IMI BT: AG 8000; los Híbridos Simples BT: AG 9005, AG 9006 y AG 9009; los Híbridos Simples Tolerantes al Glifosato: AG 7000 y los Híbridos Simples MG RR2: AG 7003 y AG 7004.

Respecto de las condiciones de compra de la semilla, se destaca el pago a cosecha para maíces de siembra temprana y tardía, pesificando todas las operaciones a dólar Rofex, como así también la financiación a través de todas las tarjetas de crédito agropecuarias con días libres, sin costos financieros.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *