27 de junio de 2009 09:47 AM
Imprimir

Las heladas trajeron alivio al agro

La llegada del invierno en serio, con heladas y bajas temperaturas durante el día, trajo alivio al sector frutihortícola local y a los técnicos que combaten las plagas en el agro. Es que este período de frío resultó conveniente para compensar el calor atípico que se registró hasta ahora y que es contraproducente para la producción de los cultivos.

"Son pocos días aún, pero con temperaturas bajas muy interesantes", dijo ayer Jorge Escobar, titular del Programa de Control y Erradicación de la Mosca de los Frutos (PROCEM). No es para festejar, pero es importante que las bajas temperaturas se hayan mantenido durante todo el día", agregó el ingeniero agrónomo Juan Manuel Raigon, jefe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

Las bajas temperaturas que se vienen registrando desde el domingo pasado son muy útiles porque por un lado matan las moscas que atacan en primavera los frutos de exportación, y además, porque han evitado que continúe el proceso de floración que no se cortó por el calor atípico que venía haciendo. También han favorecido la acumulación de horas de frío en los cultivos. Es que sin cierta cantidad de frío, según la variedad; no se desarrollan en forma normal las yemas florales de vides, frutales y hortalizas que son las que luego dan los frutos y marcan una mayor o menor producción en la época de cosecha.

Hasta el 16 de junio pasado se habían acumulado solamente 224 horas de frío, contra las 372 contabilizadas a igual fecha del 2008, y las 423 del 2007. Ahora, con las temperaturas bajo cero registradas en la última semana se han acumulado más de 80 horas de frío, alcanzándose un total de 312 horas frío acumuladas, según se informó ayer desde el INTA.

"Lo importante de lo que sucedió estos días es que hizo frío durante todo el día. No sirve mucho que hagan 3 grados bajo cero si después en la mañana hace calor. Estos últimos 5 días la temperatura no superó los 16 grados y eso es bueno porque no resta a la suma de horas frío que precisan los cultivos", explicó el titular del INTA.

Por su lado, Escobar, del Procem; dijo que el frío ayuda a depreciar la población de la mosca que ataca los frutos. "Si no tenemos un invierno definido después en primavera esas poblaciones aparecen con mucho más poderío, con mucha más virulencia", dijo el técnico.

"Estas heladas son positivas. Son pocas pero han sido interesantes, no es que nos solucione todo pero ayuda bastante. Hay que seguir rogando para que haga más frío", agregó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *