23 de septiembre de 2014 00:05 AM
Imprimir

Estado de situación del trigo y la cebada

URUGUAY : Se detectaron infecciones y desarrollos de algunas enfermedades en trigo y cebada.

Inia La Estanzuela lanzó un comunicado manifestando el estado de situación de los cultivos de trigo y cebada. Para ampliar la información TodoElCampo entrevistó a la Ing. Agr. Silvia Pereyra, de dicha institución, la cual explicó que las “lluvias copiosas y bastante generalizadas” han estresado a los cultivos y junto a las temperaturas irrgulares han hecho propicia la aparición de algunas enfermedades.

 

 

TRIGO

En las primeras etapas del ciclo de algunas chacras se ha constatado la ocurrencia deseptoriosis, especialmente en siembras tempranas al sur (Soriano, Colonia y San José) y mancha amarilla en “algunas situaciones específicas de rastrojo o cultivares muy sensibles” explicó. 

 

“En cultivares susceptibles, se evidenció roya de la hoja y en algunos casos se han realizado las primeras aplicaciones de fungicidas” comentó. Continuó explicando que “no es una enfermedad que necesite mucha agua”, sino que con seis a ocho horas de rocío “son suficientes para la infección”, además de insistir en las temperaturas: “en la medida que vayan aumentando, esta es una de las enfermedades que se pueden ver favorecidas. Si llueve mucho de ahora en adelante, puede que se vea un poco resentida porque en eso no la favorece” dijo.

 

En todos los casos se recomienda un monitoreo periódico y frecuente, en especial en cultivares categorizados como susceptibles.

 

“Por otra parte, en algunos cultivos también se ha observado bacteriosis, tanto causadas por pseudomonas syringae como xanthomonas translucens. Se debe recordar que ante la presencia de manchas, es importante realizar un diagnóstico adecuado, ya que en caso de tratarse de bacteriosis, los fungicidas no solo no controlan la enfermedad sino que en muchos casos la favorecen”.

 

“En la medida que los cultivos se aproximan a espigazón,  se recomienda ir chequeando las condiciones climáticas pronosticadas y el sistema DONcast para prever la necesidad de aplicaciones de fungicidas para el control de Fusariosis de la espiga en inicio de floración. Se recuerda que los fungicidas recomendados son triazoles o mezclas de éstos, principalmente metconazol más epoxiconazol (Swing Plus®, 1.5 l/ha), tebuconazole (Orius 25, 0.75 l/ha) o  tebuconazol más carbendazim.  Se sugiere revisar la Guía para el manejo de la Fusariosis de la espiga”.

 

Comentó que en general la situación de los cultivos de trigo es “un poquito desparejos y eso para atender la problemática sanitaria es complicado. El momento óptimo para hacer las aplicaciones va a dificultar un poco en lo que es la aplicación donde necesitamos que la mayor parte de las espigas”.

 

 

CEBADA.

En el cultivo de cebada “se ha observado mancha en red tipo spot principalmente, en menor grado oidio, roya de la hoja  y mancha borrosa tipo ocular (esta última en cultivares específicos que son susceptibles a la misma). Al igual que para trigo debe hacerse un seguimiento periódico de las chacras con énfasis en cultivares susceptibles”.

 

En las últimas semanas, en la medida que las condiciones han sido favorables, se ha desarrollado la Ramularia. Esta enfermedad también “se presentó en las zafras del 2011 y 2012” y es “una enfermedad diferente a las otras fóliales. En ella no podemos esperar ver cuáles son las problemáticas, porque será tarde para las aplicaciones”. Explicó que esta enfermedad se transmite por semillas y “muchas veces va creciendo de forma silenciosa” viéndose favorecida con “lluvias muy copiosas y días muy soleados”. “Se han constatado diagnósticos positivos de la presencia del hongo causal a nivel de chacras”, dijo la Ing Agr. Preyra.

 

“En la medida que los cultivos se encuentran en encañazón (con énfasis en Zadoks 31 a 33), se recomienda realizar la primera aplicación con el mayor objetivo en el control de esta enfermedad. Los productos más eficientes para el control de Ramularia son las mezclas con carboxamidas (Xantho®, 1.2 l/ha; ReflectXtra®,0 .4 l/ha), luego las mezclas de triazoles con o sin estrobilurina con clorotalonil (formulaciones al 50%, 2-2.5 l/ha; formulaciones al 72%, 1.5-2 l/ha). Las mezclas de triazoles más estrobilurinas solas no son eficientes en el control de Ramularia. La 2ª aplicación debe realizarse en Z47 (aparición de aristas)”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *