23 de septiembre de 2014 23:14 PM
Imprimir

El complejo panorama de las exportaciones frutícolas regionales

CHILE : Heladas y poca disponibilidad de agua influyeron en la menor cantidad de envíos de manzanas, kiwis y peras. A lo anterior se suma un precio poco atractivo debido a la sobreoferta de manzanas en el hemisferio norte.

Una caída de un 10,73%  experimentaron los envíos de frutas frescas de la región del Maule en la temporada 2013-2014, con respecto a los envíos del período 2012-2013.
De acuerdo a información proporcionada por la Federación de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta), lo anterior se debe a que en este período el Maule exportó 569.141 toneladas de fruta fresca a los mercados de destino, versus las 637.571 toneladas exportadas en la temporada pasada. De esta forma, la caída de las remesas regionales está en línea con el descenso de un 11,7% registrado a nivel nacional este 2013-2014.
Al respecto, el presidente de la Asociación de Productores Frutícolas del Maule (Fruséptima), Antonio Walker, se refirió al complejo panorama que vislumbra este sector ante la caída de las exportaciones de algunos de sus principales productos: la manzana, el kiwi y la pera.
Walker, quien también es director de Fedefruta, señaló que “es un año difícil para la fruticultura de esta región”, que con 50 mil hectáreas de frutales plantadas, es la segunda más importante en producción de frutas frescas después de la de O’Higgins. Y la especie más plantada en la zona, por lejos, es la manzana”, recordó.
En cuanto a la manzana, la principal exportación de este rubro, indicó que en general hubo un menor calibre de este producto, en comparación con otros años. “Como consecuencia de ello, se envió un 40% más de esta fruta a la industria, ya que no cumplía con este parámetro para su exportación”, precisó Walker.
Añadió que el menor tamaño de la manzana se debe a que “tuvimos un déficit de agua importante y muchos huertos no se pudieron regar con la frecuencia y la cantidad adecuada”.
Agregó que las heladas, ocurridas entre el 16 y el 27 de septiembre de 2013, perjudicó mucho la producción de la variedad de pera más importante en Chile: la Abate Fetel. Además, por esta causa el kiwi registró una baja de entre 40 y 45% en las exportaciones, aunque esto fue compensado en parte por el incremento en el valor del producto.

 
EFECTOS
Sobre la caída en las exportaciones, Antonio Walker dijo que, por un lado, hubo una baja en el número de cajas exportadas. Añadió, que se debe sumar que “el precio no fue atractivo debido a la sobreoferta de manzanas que había en el hemisferio norte, a raíz de que tuvieron una producción récord”.
Agregó que, como consecuencia, “los productores van a quedar desfinanciados y esto va a afectar la liquidez de los productores de frutas. Entonces, se les va a hacer difícil financiar los costos de producción de los huertos hasta llegar a la próxima cosecha”.
El presidente de Fruséptima también indicó que la próxima cosecha del hemisferio norte, que se está desarrollando en este minuto, “es una de las producciones más grandes que ha habido en los últimos diez años y vamos a competir con una producción alta. Eso nos va a obligar a producir fruta de muy buena calidad si queremos que se venda a un precio razonable.
A esto se suma que el 40% del mercado de la manzana y la pera es Europa “que está en un conflicto con Rusia. Fruto de este bloqueo comercial, no está exportando hacia Rusia productos hortofrutícolas y, en consecuencia, habrá una sobreoferta de estos productos en Europa y eso implicaría una baja en el precio”.
En este escenario, Antonio Walker comentó que buscarán exportar más frutas a Latinoamérica, Estados Unidos y al Medio Oriente. Acotó que también “tenemos que tratar de penetrar ahora en China, India y Rusia, de tal forma de desviar las exportaciones que tradicionalmente van a Europa. Esa es la forma de enfrentar el 2015 que se ve muy difícil”, adelantó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *