24 de septiembre de 2014 16:12 PM
Imprimir

Expertos agrícolas alertan de la falta de seguridad alimentaria en P.Rico

Puerto Rico está lejos de alcanzar la seguridad alimentaria porque importa entre el 85 % y el 87 % de los alimentos que consume a diario, debido al abandono de la agricultura y al modelo de desarrollo urbanístico aplicado en las últimas décadas, según explicaron a Efe varios expertos en la materia.

Puerto Rico está lejos de alcanzar la seguridad alimentaria porque importa entre el 85 % y el 87 % de los alimentos que consume a diario, debido al abandono de la agricultura y al modelo de desarrollo urbanístico aplicado en las últimas décadas, según explicaron a Efe varios expertos en la materia.

La catedrática de economía agrícola de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Gladys González, apuntó en una entrevista con Efe que por la geografía de la isla los puertorriqueños no tienen la capacidad de producir suficientes alimentos para suplir a toda su población.

Según el censo 2012 del Departamento de Agricultura de EE.UU., en la isla los terrenos con fincas eran entonces de unos 2.300 kilómetros cuadrados, aunque sólo estaban cultivados unos 1.760 kilómetros cuadrados.

Con la enmienda de 2014, la Ley 550 exige que se reserven para cultivos entre 2.470 y 2.850 kilómetros cuadrados en toda la isla.

“En la actualidad se está cultivando aproximadamente el 74,11 % de las fincas. Esto significa que aún hay potencial para aumentar la producción local en al menos un 20 %”, dijo González.

De acuerdo con el informe económico al gobernador y la asamblea legislativa de 2010 de la Junta de Planificación, la isla importa principalmente productos como cereales, carnes, pescados, arroz, café y frutas. Mientras que, localmente, se producen farináceos, leche y derivados y huevos, entre otros.

El portavoz del Frente Unido en Pro-Defensa del Valle de Lajas, Alfredo Vivoni, detalló que si bien Puerto Rico históricamente no ha estado cerca de asegurar su producción alimentaria, a principios del siglo XX los cultivos de caña, arroz, café y maíz sí se producían a una mayor escala que en la actualidad.

Sin embargo, a partir de 1950 un cambio en la política del Gobierno en torno al desarrollo económico de la isla dejó relegado el sector agrícola para así centrarse en la manufactura y en la industria de servicios.

Otro factor que perjudicó la agricultura fue la adopción de modelos de urbanismo importados de los suburbios de EE.UU., con ciudades muy extensas, en una época en la que la construcción de viviendas e infraestructuras crecía con fuerza.

“Así en los 70 ves cómo los terrenos de San Juan, Ponce y Caguas se empiezan a sembrar de cemento”, explicó Vivoni gráficamente.

El catedrático asociado del Programa de Ciencias y Tecnologías de Alimentos de la UPR, Fernando Pérez Muñoz, comentó que la deficiencia en seguridad alimentaria se debe a que “no estamos organizados como país”.

Pérez aseguró que la seguridad alimentaria debe verse en dos niveles: la producción agrícola y la elaboración de alimentos. En su opinión, sería conveniente que Puerto Rico concentre su producción en entre cinco y diez productos agrícolas en particular, que suplan a toda la población.

“Si nos cierran los muelles, nos morimos de hambre”, sentenció Pérez, por lo que instó también a fomentar industrias de elaboración de alimentos dentro de la isla.

El investigador destacó que hay deficiencias en el sistema agrícola por la “falta de mano de obra” y porque no se puede “controlar la propagación de plagas ni los desastres naturales, que determinan el éxito o fracaso de los cultivos”.

“En Puerto Rico la industria de alimentos no ha prosperado porque es una industria de un margen de ganancia pequeño, donde se necesita una venta en grandes volúmenes a precios bajos para sacar beneficios”, dijo Pérez.

En el último año y medio, el Departamento de Agricultura de Puerto Rico, bajo la dirección de la secretaria Myrna Comas, emprendió una serie de iniciativas para fomentar la seguridad alimentaria en la isla, que incluyen proyectos de cultivos de arroz, así como la protección de tierras.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *