27 de septiembre de 2014 15:28 PM
Imprimir

Pareja de agricultores estadounidense apuesta por la Aronia

Una pareja de agricultores en Iowa (EE.UU.) no sabía nada de la Aronia hace un par de años. Sin embargo ahora invierten fuertemente en esta baya y prestan asesoramiento a otros agricultores a lo largo del país.

Dean Mangrich escuchó por primera vez el nombre “Aronia” cuando sintonizó un programa de radio agrícola en marzo de 2011.

La Aronia, también conocida como chokeberry, es nativa de América del Norte y cuenta con el codiciado estatus de ser un “súper alimento” debido a su gran variedad de propiedades nutricionales.

La fruta de color púrpura oscuro tiene tres veces el nivel de antioxidantes de los arándanos, y sus enormes beneficios médicos potenciales son actualmente objeto de un gran interés por parte de los investigadores en EE.UU.

Después de asistir a la primera reunión de la Asociación de Aronia Berry del Medio Oeste [Midwest Aronia Berry Association], Dean y su compañera Donna decidieron iniciar su propia producción.

“Mucha gente pensó que estábamos locos porque nadie había oído hablar de estas bayas. Realmente no sabíamos lo que queríamos hacer con ellas tampoco”, dijo Dean en entrevista con Portalfruticola.com.

Con una idea muy poco concreta sobre las mejores técnicas de cultivo, Dean y Donna pasaron un fin de semana en junio de 2011 haciendo una prueba de 2.400 plantas, ante el asombro de sus vecinos.

A modo de anécdota, la pareja contó que cuando les preguntaban qué estaban cultivando, su respuesta generalmente se enfrentaba a otra pregunta: “¿cuál baya?”. Demostrando así lo poco conocida que era la fruta.

Sin embargo, en el otoño de ese año, Dean y Donna plantaron 10.000 plantas de Aronia, las que cubren 4,4 hectáreas en su “What” Berry Farm.

“Poco después de eso mucha gente empezó a llamarnos y a decirnos que estaban interesados ​​en ella. Fue entonces cuando decidimos que realmente íbamos a involucrarnos más en ayudar a la gente”, dijo Mangrich.

“Así que, lo que originalmente fue un hobby, resultó ser un negocio en pleno derecho”, indicó.

 

 

Una oferta superior a la demanda

En agosto pasado la pareja hizo un viaje a algunas plantaciones de Aronia en Polonia -la “capital mundial de Aronia”- donde todos los aspectos de la industria, desde la siembra hasta la cosecha y comercialización, están bien desarrollados.

Ahí aprendieron sobre las mejores prácticas agrícolas y solicitaron dos recolectores de Aronia para ahorrar tiempo en el proceso extremadamente laborioso de siembra y cosecha de los frutos a mano.

Con sus nuevos conocimientos y maquinaria profesional para Aronias, la pareja ahora dirige Aronia Berry Services of Northeast Iowa, y ayudan a los agricultores en todo el país con su producción.

 

Plantas de Aronia de un año en "What" Berry Farm/Foto: Aronia Berry Services

Plantas de Aronia de un año en “What” Berry Farm

 

“En este momento tenemos cerca de 150.000 plantas que poner en el suelo en otoño si el clima coopera, o la próxima primavera si no. Así que el nivel de interés realmente se ha recuperado”, dijo Dean.

El interés del consumidor también está empezando a ganar impulso. Dean señaló que creía que la demanda actualmente había superado, considerablemente, al suministro.

Aunque la mayoría de los productores venden sus frutos a la división de marketing de la industria North America Aronia Cooperative, Dean dijo que él y Donna se centran en los mercados más cerca de casa.

“Estamos tratando de desarrollar los mercados locales con tiendas locales y tiendas de comestibles locales, sólo para encontrar algunos de los nichos de mercado”, dijo.

“La gente está empezando a aprender sobre ellas [Aronias] y por eso también estamos buscando usuarios finales, personas emprendedoras, vendedores de comida para realmente levantarla”, indicó.

El fruto cuenta con una amplia gama de usos culinarios y se puede comer sin procesar, como jugo o cocida, con otros alimentos.

“Tienen un leve sabor a tierra, por lo que son bastante agrias. Yo diría que sólo 4 de cada 10 personas podrían comerlas directamente de un tazón. Personalmente, me gusta hacer el jugo con ellas”, dijo Dean.

“Al comerla y beber el jugo no vas a saber que son la misma fruta”, aseveró.

“También puedes tomarla después de que ha sido exprimida y ponerla en los alimentos -pan, bollos, ensaladas, etc.- Puedes poner Aronias en casi todo lo que comes”, declaró.

 

 

“Nada científicamente probado”

A pesar de las muchas formas de consumir la fruta, Dean dijo que eran los impresionantes beneficios nutricionales los que llamaban el interés de los consumidores.

“En Europa han hecho todos sus estudios clínicos y prácticamente están convencidos de los beneficios para la salud. Muchos de los hospitales y centros de investigación en EE.UU. están haciendo sus propios ensayos clínicos y creo que quieren verlo por sí mismos”, dijo.

“Mucha gente me ha dicho que consumió Aronias y su colesterol cayó 30 puntos”, declaró.

Agregó que la fruta también parecía tener efectos beneficiosos sobre la inflamación y el dolor en las articulaciones de las personas con artritis.

“Creo que hay toda una gama de temas en los que las Aronias van a ayudar, pero el jurado todavía está tratando de entender cuáles en particular”, dijo.

“Las personas dicen que se sienten mejor cuando ponen Aronias en su dieta. Nada se ha probado científicamente en cuanto a eso todavía, pero todas esas pruebas se están haciendo ahora”, comentó.

 

 

¿El comienzo de algo grande?

Mientras que la industria de Aronia en EE.UU. se encuentra todavía en sus primeras etapas, Dean tiene grandes expectativas para la fruta, pero destacó que el proceso de hacerlas convencionales sería gradual.

“Creo que el negocio de la Aronia hoy está donde el negocio de cranberries estaba hace 30 o 40 años”, dijo.

“Así que creo que el futuro es muy brillante para la Aronia. Pero va a tomar un poco de tiempo para que las cosas se unan. Algunas personas son pacientes y saben que se necesita tiempo, y algunas personas quieren que suceda durante la noche”, concluyó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *