28 de septiembre de 2014 19:56 PM
Imprimir

Definen la certificación para el ingreso a Estados Unidos de carne bovina uruguaya

CompartiremailFacebookTwitterLa certificación para el ingreso a Estados Unidos de carne bovina uruguaya, que será sin hormonas ni antibióticos y de animales alimentados en predios certificados con pasturas naturales, (proceso que estará listo en un mes y medio), está siendo definido por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre con autoridades de la nación […]

La certificación para el ingreso a Estados Unidos de carne bovina uruguaya, que será sin hormonas ni antibióticos y de animales alimentados en predios certificados con pasturas naturales, (proceso que estará listo en un mes y medio), está siendo definido por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre con autoridades de la nación norteamericana. Éste sostuvo que la estrategia es diferenciar al producto cárnico uruguayo con la denominación especial “bife de carne producido a cielo abierto”, y recordó que el tema fue planteado por parte del presidente José Mujica y el presidente del Instituto Nacional de la Carne (INAC), Alfredo Fratti, en la visita oficial a Estados Unidos en mayo.
Dicha denominación significa que la carne no contiene hormonas ni antibióticos, que mayoritariamente se alimentó a pasto natural y que proviene de animales que estuvieron en predios confirmados en el programa de Certificación de Carne Uruguaya, el cual es reconocido por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Aguerre, además de estas gestiones con representantes del gobierno de Barack Obama, compartirá una reunión y desayuno de trabajo con autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo y empresarios locales para presentarles el plan de intensificación sustentable de la Agricultura desde la visión de Uruguay.
Además detallará en ese ámbito las principales políticas públicas implementadas por el Gobierno y en particular por el Ministerio de Ganadería para el incremento de la productividad agropecuaria y el desarrollo rural sustentable. Posteriormente mantendrá encuentros técnicos con autoridades del Banco Mundial.
“En esta primera etapa definimos los atributos que tiene que tener el producto, el compromiso de las autoridades del Departamento de Agricultura de Estados Unidos es que en un breve lapso de cuatro a seis semanas tener definido el procedimiento”, afirmó Aguerre, al volver sobre el repaso de los logros obtenidos en las gestiones con Washington.
“Todo eso junto posibilita tener un espacio diferenciado para las carnes uruguayas de forma de generar nuevas oportunidades comerciales en un breve tiempo”, expresó.
Sostuvo que en Estados Unidos existe una sensibilidad importante en el tema vinculado a antibióticos y sobre todo a las hormonas, “por lo cual nos parecía una excelente oportunidad ingresar nuestros productos certificados con la estrategia de bien público”.
Sintetizó que la población de esa potencia del norte verá en las góndolas un bife ancho o una colita de cuadril envasada al vacío que lleve la identificación de Uruguay, una etiqueta que garantiza que no tiene hormonas y que fue producida a pasto natural, junto con los datos de la trazabilidad.
También tendrá un sello verde redondo, que avalará el proceso por parte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. El ingreso al mercado estadounidense de estos productos se logró hace muchos años, pero solo una cuota de 20.000 toneladas lo hacía con arancel bajo, pues el resto debe abonar 26%. “El tema de reducir los aranceles, son negociaciones protocolizadas en la Organización Mundial del Comercio y no pueden resolverse bilateralmente, salvo por acuerdos. Por eso lo dejamos para una segunda etapa puesto que primero se trató de lograr las condiciones para que un producto construya las ventajas competitivas genuinas”, explicó.

CARNE OVINA
Con respecto al ingreso de carne ovina con hueso, Aguerre afirmó que el ministerio a su cargo recibió la solicitud de un análisis de riesgo por parte de las autoridades de Estados Unidos, el cual se está comenzando a contestar para luego enviarlo a consideración del solicitante.
“Lo que obtuvimos es el compromiso que no será un proceso eterno, es decir, un mes después de recibir la información por parte de Uruguay, estarían viajando los técnicos norteamericanos a visitar el compartimiento ovino para determinar que la carne ovina con hueso no representa ningún riesgo sanitario para Estados Unidos”.
“El negocio más atractivo para la carne ovina es con hueso y no lo estamos pudiendo traer a los Estados Unidos. Por eso decíamos que la carne ovina sin hueso es una primera etapa de un proceso”, concluyó Aguerre.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *